desde 2.006 en Internet

sábado, 4 de octubre de 2008

Que llamen a los alcmeónidas


He leído un libro sobre la historia de la Grecia Clásica, de un autor alemán de nombre Joachim Fernau (1909-1988). La historia de este escritor, pintor, y periodista deportivo. Aunque también fue profesor en alguna universidad, pero eso no reviste importancia.

El autor, que al parecer escribió tres libros de historia -: Ave Cesar (historia de Roma), Rosas para Apolo (historia de Grecia) y El Anillo de los Nibelungos (historia de Alemania). Nos relata las cosas que ocurrieron con singular maestría y simpatía. Trata de buscar un referente alemán para cada episodio importante de la historia que nos cuenta, así vamos conociendo la historia de Roma y la de Grecia, al mismo tiempo que conocemos la alemana, que tampoco viene nada mal.


Joachim Fernau admira a los griegos de la época de Pericles, pero a Pericles no se llegó por casualidad, no ocurrió, y eso es lo que trata de explicarnos en cada una de las páginas de su libro Rosas para Apolo. La historia de Grecia, el origen de la civilización occidental, está plagado de luchas y conflictos, en los que Esparta y Atenas marcan las diferencias entre dos formas de plantearse la vida y la historia. De ahí viene casi todo.

La preocupación del autor es la nación alemana en el contexto europeo tras la segunda guerra mundial, una de sus obras más conocidas es: “Alemania, Alemania, por encima de todo...”, posiblemente en respuesta a la obra de Emile Durkheim, socialista y judío: “Alemania por encima de todo”, que en esta ocasión actúa más por sus miedos que por sus razones. Es todo tan humano y relativo.

Pero de lo que quería hablarles hoy es de los alcmeónidas, que son al cambio la antítesis de los socialistas españoles, seguro que José Blanco y Zapatero ni lo saben. Que van a saber este par de ignorantes lacedemonios.

Los alcmeónidas eran una familia o algo parecido, en la que destacan tres ejemplares griegos a lo largo de las generaciones: Clístenes, Pericles, y Alcibíades. Sin ellos sería difícil comprender la historia DEMOCRÁTICA de Grecia, y por extensión, la nuestra.

Hoy he querido hablar de los alcmeónidas, pero les dejo un artículo que he encontrado por internet: La democracia ateniense, de Marta Cecilia Ospina Echeverri, de la Universidad de Antioquia, que también tiene fonética griega.

En fin, los alcemeónidas, la nación alemana, el miedo de Durkheim, la nobleza de Fernau, y el eterno retorno a la Grecia Clásica nos puede dar una idea de donde estamos ahora en España. Todo mezclado queda mucho más hermoso: ¿es el mestizaje la vía de la plenitud?. Pero los chorizos todavía no son obras de arte a pesar de la Alianza de las Civilizaciones y el cambio climático. La democracia, es mucho más que un negocio de chorizos y butifarras.


Biante de Priena

2 comentarios:

Tribulete dijo...

UPyD ha cumplido un año...y parece que ya tiene un siglo, políticamente hablando. Que deprisa corre el tiempo, dentro de poco, zas, un congreso amañado como cualquier otro partido clásico.

Anónimo dijo...

Es un circo, pero impresiona ver como crece en Madrid.
Rosa sacará representación por las Mesetas, en Cataluña nada.
Lo de Cataluña tiene dificil arreglo.¿Quién puede inspirar confianza? Por mucho que me rasco la cabeza, no consigo pensar en nadie.
Habrá que esperar que se obre el milagro, y cuando la actual coordinadora caiga por su propio peso, después de las proximas autonómicas o generales, y piensen en el repuesto, a ver si hay suerte y aparece alguien que valga la pena.Esperemos que no nos salga otro Niño, esperemos que está vez sea una persona que valga la pena.

¿Ande andara, ande andara...?

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...