desde 2.006 en Internet

miércoles, 10 de septiembre de 2008

El suicidio colectivo de los españoles

¿De qué sirve el esfuerzo en una sociedad que premia a los más ineptos?. ¿De qué sirve tener razón si cualquier ignorante se puede instalar en el poder y joder todo lo que han hecho generaciones enteras que han dejado su vida en tratar de que la humanidad avance hacia algún lado?. ¿De qué sirve que exista Kant, Nietzsche, Marx, Jefferson, Pascal, si alguien como Rodríguez Zapatero es Presidente del Gobierno?.

Zapatero no ha alcanzado el poder por su sabiduría, habilidad, o ingenio, sino por su artera frivolidad, sus mentiras, su demostrada incapacidad, y su apariencia de buena persona. ¿Ha sido la ignorancia la aliada del PSOE para triunfar en las elecciones?. ¿Tenemos una sociedad a la medida de los intereses del PSOE?.

Creo que sí y lo lamento. Por 400 euros prometidos hay muchos que le venderían su alma al diablo, así que como no iban a depositar su voto por el PSOE. Un partido socialista que compra los votos de los electores como antaño lo hacían los caciques en los pueblos, es la mejor representación de lo que se puede esperar en el futuro.

Lo que alcanzamos con la razón, lo perderemos con la política. La razón, cualquier razón, es el antídoto de la corrupción y del caciquismo, por eso tengo poca esperanza en que las cosas se resuelvan algún día en España.

El PSOE hace ignorantes, que abandonan la pobreza económica para alcanzar la miseria política. El PSOE hace supervivientes dependientes donde ayer había trabajadores asalariados. El PSOE es un cáncer para la libertad, para la convivencia pacífica, para la igualdad, es precisamente la causa máxima de nuestro declive democrático.

El PSOE no quiere un país de gente que piense, ni siquiera que sienta, quiere un país de estómagos agradecidos a la mano que les ofrece las migajas del ágape que se están pegando, los que nunca destacaron en su vida en nada hasta que se afiliaron al Partido Socialista Obrero Español.

El PSOE ha construido una plataforma de poder totalitario de la que dependen los jueces, la oposición, los sindicatos, las feministas, los ecologistas del cambio climático, los homosexuales politizados, los medios de comunicación, varios millones de personas que le deben su trabajo al régimen, supuestos artistas, escritores de pesebre, pensionistas lacónicos, inmigrantes con el agua al cuello, parados creyentes, nacionalistas, terroristas y una pléyade de progresistas que viven entre el papanatismo y las subvenciones.

En España se ha formado una clase destructiva, una nueva élite que ha acotado el poder político y lo ha convertido en un negocio económico. Ante nuestros ojos están destruyendo las instituciones, la ética, la democracia y la cultura, para convertir nuestro país en un territorio aparte de la coyuntura política internacional.

Están haciendo un país a la medida de sus intereses electorales y económicos. Son nuestros socios capitalistas, trabajamos para cumplir sus sueños, para hacer realidad sus delirios. Somos sus esclavos y no lo sabemos. Quien ha votado por el PSOE se mueve entre la envidia y el odio, entre la ignorancia y la venganza, entre el miedo y la servidumbre.

España se decide con las vísceras, contra la razón, fuera del tiempo. Nos vamos a la mierda queridos compatriotas, esto no hay quien lo arregle.


Erasmo de Salinas

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Se intenta suicidar a lo bonzo ante los servicios sociales de Chiclana de la Frontera, por qué no recibía una ayuda económica

Anónimo dijo...

Aleje el pesimismo Biante, vamos camino de expulsar del país a toda esta anomalía representado por unos nazis de nueva edición, moderno diseño y alta tecnología.

La Revolución tiene dos partes, la primera es acabar con la Monarquía, a ello vamos como primer paso, luego pondremos Orden, Ley, Libertad y Democracia en la Nación de los Ciudadanos.

Está todo controlado, no se preocupe y permanezca atento a la pantalla.

Anónimo dijo...

CIVILIZACION O BARBARIE

“Ya que hoy, en pleno siglo XX, los nazis se proponen ignorar la historia, la dinámica social y la cultura para referirse a la "raza", ¿por qué no dar un paso más atrás? ¿Acaso la antropología no es parte de la zoología? ¿Quién sabe sí los racistas no irán a buscar las inspiraciones más elevadas para su obra creadora en el reino de los antropoides?”. (León Trostki, 1933)
La caracterización y el correcto etiquetaje de un régimen o de un partido político, hay que hacerla a partir de sus HECHOS, no de lo que dicen esas entidades ni tampoco de su génesis. Con independencia del origen, trayectoria, discursos o programas, lo que señaliza luminosamente a nuestro régimen político y su baluarte actual el PSOE , es de modo inequívoco e irrefutable la destrucción de la Nación España en todas las facetas de su vida política, histórica, económica y social, en sus vises materiales y espirituales, y en la difusión de valores, en este caso “contravalores” o valores atávicos.
Desde el punto de vista económico ha facilitado el control internacional y privado a la Nación de nuestros recursos patrios, ha introducido mano de obra extranjera por encima de las necesidades de nuestro mercado laboral, ha dejado a manos de particulares sectores y recursos fundamentales para el país, y hace dejación de decisiones económicas vitales para los españoles que solo obrando deliberadamente pueden explicarse.
Desde el político ha destruido las bases democráticas que pudiéramos haber albergado, ha robado los programas de los nacionalistas y absorbido la utilidad del PP, ha ocupado todo el Estado, ha dado “neoderechos” sin tener competencia para ello, ha dejado en manos regionales decisiones nacionales, ha permitido el acaparamiento de competencias o delegado poderes ilegales a los nuevos caciques de las autonomías, ha permitido la apertura de delegaciones en el extranjero por parte de los virreyes regionales, ha mentido con profusión y por sistema, ha negociado con los terroristas de ETA un “Estado” independiente en nuestro suelo, y con otros nacionalistas la formación de un confederalismo de nuevo cuño; ha destruido la división de poderes constitucionales de forma irreversible, ha convertido a las Cortes en un carísimo adorno, está bajo sospecha de haber organizado la matanza del 11-M. y el largo etcétera en este apartado como el estatuto catalán, la financiación autonómica o la bilateralidad en las negociaciones acerca del destino de los impuestos nacionales. El régimen monárquico ha traído la presencia de una sola CASTA DE POLITICOS peleados entre sí por la obtención de los despojos Nacionales de España.
Desde el social ha combatido la “conciencia nacional española” ha insuflado el viento del egoísmo particularista, el individualismo consumista, la banalidad, la chabacanería y el analfabetismo como “cultura”; ha despreciado los escasos elementos civilizatorios que habíamos conquistado, ha enardecido el “individualismo liberal” con el “sálvese quién pueda” primitivo y falso, ha emprendido cruzadas de des-socialización y destrucción de los vínculos afectivos-nacionales; promueve y practica la eutanasia y el aborto para destruir la vida humana, ha recurrido a la “memoria histórica” de la guerra civil para introducir una división social basada en odios recónditos y ancestrales ya superados por la propia sociedad.
Desde el ideológico ha combatido el cristianismo y a la institución Católica, ha subvertido los valores de la Ilustración y ha revertido su sentido civilizatorio trocándolo en la burda conducta del bárbaro salvaje proclamándola neodoctrina dominante; ha usado la “alianza de civilizaciones” para introducir la “multiculturalidad” a modo de cuña en la cultura judeo-cristiana-occidental -del mismo modo que los nacionalistas catalanes abominan el idioma español con el “qué bonitas son todas las lenguas” menos el castellano, cuya dictadura de lengua caalana sufre esa comunidad-, ha recogido cuantas ideas, delirios, vulgaridades o sofismas ha encontrado o inventado como eso del cambio climático, la paz universal, el “buenismo”, el radicalismo gay y feminista, o el relativismo moral.

Todo ese cúmulo de actuaciones ofrece con toda claridad y en un primer plano la DESTRUCCCIÓN NACIONAL de España, mucho más que una proposición política concreta como destino para el cuerpo social de España. El actual régimen político español busca y desea el exterminio físico de la gente, incluido el caos y la guerra.
No se conoce en la Historia grupos o regímenes con los que poder comparar esta actuación política descubierta como un PLAN sea o no deliberado y empeñado en destruir todo lo que el pasado construyó en la Nación incluyendo sus propios habitantes; ninguno de anteriores dueños sociales ha obrado en su dominio como un Napoleón sin programa positivo, tal es la conducta de este nuevo Reich. El componente impositivo y de autoritarismo de los fascistas y de los nazis, está siendo acompañado además por un intento de “autorepresión” ciudadana provocado por la difusión machacona de ideología “buenista”, por el acorralamiento de las mentes desde las instituciones o por la letanía opiácea de disfrutar con una “democracia pluralista”.
Por una parte se puede definir a los componentes del régimen como ENEMIGOS Nacionales incluso desde el punto de vista de una clase dominante y sus partidos políticos, cuanto más de los ciudadanos españoles; por otra parte lo más parecido a las ideas que ponen en práctica, más allá del “fascismo” característico de clases medias, autoritarismo, violencia institucional y desprecio a la legalidad, encuentra en el Nazismo su precursor en actuaciones de cariz “biologista”, justificado aquel en la supuesta raza, la benignidad de un nuevo orden político-social. Del mismo modo que el racismo catalán ha sustituido la raza por la lengua, el neonazismo español ha sustituido la raza por la especie, por el propio homo sapiens, al que quiere convertir en un rebaño de somas desprovistos de atributos humanos y ciudadanos de los que la civilización los ha dotado. Es un nazismo más “avanzado”, una “mejora” de su antecesor, un paso más allá de su animalesca concepción política-social. Es un NEONAZISMO ya aceptado conceptual y popularmente por aquellos que sufren sus consecuencias más extremas. Es la nueva y macabra cara del moribundo CAPITALISMO que ha labrado en nuestro país su forma más salvaje y su faz más repugnante.
El stalinismo y el nazismo, paroxismos de autoridad y fuerza bruta, tenían objetivos nacionales y utilizaban métodos similares en pos de los designios que trataban de obtener para su nación. Toda represión y opresión social debe contar con métodos de eficacia probada con anterioridad y en consecuencia, también para un objetivo como la destrucción nacional de España debe contarse con todo aquel elemento capaz de ser eficazmente utilizado, bien sea stalinista o capitalista autoritario, o bien cualquier otro útil surgido en la palestra histórico-social que se avenga a ese deseado y delirante fin destructivo, incluyendo una quimérica masonería tratando de hacerse realidad pública.
Por eso es “indiferente” desde el punto de vista de la ResistenciaNacional tratar de ubicar nuestra situación en una determinada línea de derecha/izquierda que en el fondo es a lo que se llega con las caracterizaciones al uso, cuando tal “lateralidad” dejó de tener sentido no ya en España, sino en un mundo donde se ha estado diluyendo paulatinamente. Esos conceptos tenían un indispensable sentido y utilidad en una tesitura histórica pasada, ahora tenemos un nuevo escenario surgido de una nueva situación mundial abocada a definir de modo inmediato el eterno problema de la supervivencia social cuando los dueños de la sociedad actúan contra los intereses generales de modo insoportable. La derecha y la izquierda están en el pasado, el capitalismo depredador y asesino las ha fundido, son una y la misma cosa aunque tengan diferentes nombres y biografías.
Más que la génesis, discursos o nombres de un movimiento o ideología, la verdadera cuestión a resolver es a qué intereses sirven y qué fines persiguen esos movimientos o ideologías en la actualidad, y en todos los casos veremos que las ideas originales y los movimientos políticos que las sostenían, han sido cambiadas por el tiempo o el espacio, arribando todos a una sola y única cosa a solucionar con carácter de urgencia: La civilización o la barbarie.
Publicado por Marcapola en miércoles, septiembre 10, 2008 0 comentarios
Etiquetas: Teoría política

http://marcapola123.blogspot.com/2008/09/ya-que-hoy-en-pleno-siglo-xx-los-nazis.html

Alejandro dijo...

Yo no hubiera expresado mejor mis propios sentimientos que son puro reflejo de su artículo. Sin embargo, yo 6todavía albergo esperanzas, confío en mi nación, aquella que se sobrepuso al totalitarismo del siglo XX para crear un Estado libre y democrático. Aun creo en el resurgir del PSOE de la transición, el de los primeros años de Felipe.
Una de las razones que me impulsan a este optimismo, el cual quizás ustedes consideren ingenuo es la creación de partidos como UPyD o el propio Ciudadanos. Porque antes tenía que joderme y votar a las ratas del PP, ya que eran la única alternativa seria de gobierno a la locura zapateril feminazi. Sin embargo, ahora podré votar a UPyD, partido al que después de mucho pensar me afiliaré en breve.

Saludos.


P.D. Los universitarios sevillanos (por lo menos los que no recibimos paguita, aunque podríamos obtenerla) dispuestos a apoyar a este tipo de iniciativas cuando haga falta.
En contra del caciquismo, la ignorancia, el bipartidismo cerril, la ignominia socialista, la demagogia política y demás lastre social que no me da tiempo a escribir y en pos de un Estado realmente DEMOCRÁTICO, LIBRE Y UNIDO (que no centralista joder).
Cuando llegue el momento, estaremos listos.

Anónimo dijo...

El momento hace tiempo que llegó. Ahora ya vamos tarde, aunque más vale que nunca.

Los partidillos nombrados son una anécdota en el camino con sus buenas y malas cosas cada uno, la fundamental: la principal lección es que el enemigo se mete en ellos para inutilizarlos como arma ciudadana válida.

Leer 1984 de Orwell, o ver la película, enseña más acerca de lo que hay que mil discursos.

Estos gilipollas neonazis y asesinos, delirantes y vividores, tienen sus días contados.

No tienen dos hostias cuando se presente el día D, cada vez más cercano.

Anónimo dijo...

¿Ud. a qué ha venido aquí?, le dijo Mariano a ZP.

Exactamente, Ud. criada Rajoy a qué va al Parlamento?

Manda huevos el sainete vomitivo que reproducen una y otra vez. Ad nauseam pero presto a acabarse.

Anónimo dijo...

Poco a poco pero inexorablemente, la sociedad actual se cae como un castillo de naipes. Repsol en venta, Erickson despidiendo gente, Sacyr a punto de caramelo, los ingleses de XL ya no pueden seguir, los yanquis, adalides del "libre mercado" comprando bancos y aseguradoras para evitar el colapso.

Y sólo estamos empezando, pero
las ventas de velas se han disparado, las consultas al psicoanalista colapsadas, las religiones se forran en estos tiempos, pero los dioses han perdido sus inversiones financieras.

¡Deu n'do¡

Anónimo dijo...

ULTIMO AVISO:

SAQUEN LA PASTA DE LOS BANCOS ESTO SE HUNDE

DEJEN SOLO EL IMPORTE PARA COBRO DE LO IMPRESCINDIBLE.

MEJOR HOY QUE MAÑANA CON COLAS, EMPUJONES Y CARTELES CON "SE HA ACABADO LA PASTA"


Fdo.
Comisión de Salud pública de la nueva República Rojigualda.

Resumiendo dijo...

Tuvimos un Caudillo y ahora tenemos 17 Caudillitos.

Tuvimos una dictadura y ahora tenemos 17 Califas

Tuvimos “Democracia Orgánica” y ahora tenemos “Dedocracia Regional”.


Menos da una piedra, pero mejor ¡ República Rojigualda !

¡¡Fuera el Borbón!!

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...