desde 2.006 en Internet

martes, 10 de junio de 2008

El Zégîmên (04): Miembros y "miembras"



La ministra de igualdad se dirige a los miembros (y las miembras)... de la comisión. Y nadie la acusa de VIOLENCIA DE GÉNERO (lingüístico). Y seguro que cobra más que tú.

Nota: ¿Para cuándo piensa intervenir la RAE en estas cosas?. Sería de agradecer una nota al respecto, porque los que allí están no hacen defensa de nuestra lenguaa española ante todas las agresiones de los políticos incultos. Es una vergüenza.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Pero de dónde han sacado a este personal?
Es la progresía más desilustrada del lugar, se creen que el barniz de su "modernidad" lo cubre todo.
¡Por favor!, !Que alguien haga algo!

Prufasó Nibey Se dijo...

Ahhhh amig,.. las semillas da Carmen "Jóvenes y Jóvenas" Romero.
La progresía es así de cutre

Anónimo dijo...

Pero Prufasó Nibey Se, hubo un tiempo en que existió una progresía culta, afrancesada, casi exquisita...

¿Que ha pasado para que en su lugar hayan florecido los Pepiños?

No puedo soportar esta deriva...

SixTarta dijo...

¡Esta tía es gilipollas (y gilipollos)!

No hay miembras en el diccionario dijo...

machos y machas
hembras y hembros

Gracias por estar aquí y leerme.

En el diccionario no pone na de ni hembras, ni machas y de miembras tampoco. He perdido unos segundos de mi vida para comprobar la 'cultura' de la ministra.

Anónimo dijo...

Decía un amigo mío, que con cada acto de aberración política nos acercábamos cada día más a la democracia auténtica. Lamentablemente no es así. A esta tía había que echarla directamente, antes de ver como se carga la realidad con los errores de "conceto". ¿Se puede soportar la petulancia extrema de estos soberbios progresistas?. Todo dios haciendo oposiciones y estos sivergüenzas disfrutando de los privilegios desde la cuna, a pesar de sus deméritos. ¡A la puta calle, YA!

Sofocos dijo...

miembro = polla
miembra = ¿coño?

Creo que no han cogido ustedes el sentido irónico del asunto, se dirige a las partes pudendas, los miembros y las "miembras".

Anónimo dijo...

Esta perfecta imbécil anda desprestigiando al hembraje y de paso cabrea a todo Dios.

Es el material de los nazis, subnormales haciendo el trabajo del desguace nacional a destajo.

La única solución para la Nación es la expulsión de todos ellos, y como eso no entra en la cabeza por las ideas, entrará por la barriga, es evidente, creciente, patente, visible que nos llevan a la destrucción y la ruina, de forma deliberada como es obvio.

Anónimo dijo...

Aído: "el dedo blando" se me ha puesto duro. ¿A que teléfono debo llamar?

Gracias por tu comprensión ministra Aído

M. Cabezas dijo...

· Ya lo dejó escrito el poeta francés del XVII, Nicolas BOILEAU: "Ce qui se conçoit bien s'énonce clairement et les mots pour le dire arrivent aisement" (lo que está claro en el caletre (coco) se enuncia claramente y las palabras para decirlo vienen solas).

· La ministra HA IDO y ha salido trasquilada. A esta nueva lectora de papeles le han metido un nuevo gol por la escuadra; el primero, que yo sepa, fue el doble juego de varas de medir para castigar a un maltratador, según sea "macho" o "macha".

· Como ha señalado alguien "supra", es una digna discípula de la profesora de lengua y literatura españolas, Carmen ROMERO de Torres ("jóvenes y jóvenas") y una digna compañera del nuevo oráculo de Delfos en cuestiones de política americana, PEPIÑO "CONCETO".

Manuel I. Cabezas

Ciudadano en la Red dijo...

LO SUGERIMOS Y....

Acad�micos de la RAE: "Siempre tenemos locos pidiendo cosas peregrinas"
Los miembros de la Real Academia Espa�ola Salvador Guti�rrez y Gregorio Salvador han destacado la incorrecci�n del termino "miembra", utilizado por la ministra de Igualdad. Para Salvador la ministra no cometi� un error, sino que utiliz� el t�rmino "conscientemente", porque es "defensora de todas esas mandangas, de esa confusi�n de sexo y g�nero". Sobre la petici�n de A�do de que "miembra" se incluya en la RAE, los acad�micos dicen que "siempre tenemos locos pidiendo cosas peregrinas". "Casi nunca nadie est� solo en su propia estupidez, siempre tiene acompa�antes".

De Libertad Digital

ENHORABUENA A LA RAE, YA ES HORA DE PARAR TANTA ESTUPIDEZ

Ciudadano en la Red dijo...

La palabra 'miembra' ha desaparecido de la intervención de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, del pasado lunes en el Congreso de los Diputados.

Aunque está grabada y se puede ver en vídeo, no aparece por ningún lado en el borrador de 37 páginas taquigrafiadas durante la comparecencia de la ministra.

Explica E. Montañés en ADN que en la página 10 del borrador se omite el polémico cierre de la comparecencia de Aído, cuando se dirigió a sus señorías de esta forma:

"Estoy convencida de que el compromiso con la igualdad de los miembros y miembras de esta Comisión será muy relevante a la hora de conseguir los objetivos que la sociedad española nos está reclamando".


Sin embargo, en el resultado del trabajo de la taquígrafa se ha borrado "y miembras" de la frase original, tal como aparece een el borrador del documento que se hará público en la página web de la Cámara Baja el próximo lunes.

La polémica

La polémica lingüística saltó desde la propia comparecencia de la ministra. El PP criticó el uso del término, y 24 horas después de su comparecencia, la propia ministra andaluza se justificaba diciendo que venía de un viaje realizado en Iberoamérica y "allí se emplea este término".

Sin embargo, los académicos de la lengua consultados han restado crédito a esa excusa. En Iberoamérica se emplea miembro como término neutro para dirigirse a ambos géneros, han confirmado expertos de la Real Academia Española de la Lengua.

Las críticas le llueven a la ministra incluso desde dentro de su propio partido.

El último en pronunciarse respecto a la miembra ha sido Alfonso Guerra, que ha dicho que se pierde el tiempo si se quiere introducir el término en el diccionario, como también propuso Aído, y sobre todo en la calle, donde no se utiliza.

Ciudadano en la Red dijo...

En Ámérica no hay "miembras"


Burla, irritación, chanza, sonrojo, vergüenza, sarcasmo… Es lo que sintieron los iberoamericanos al conocer que la joven ministra española de algo tan abstracto como la Igualdad, Bibiana Aído, había afirmado que utilizó en pleno Congreso de los Diputados el término miembra porque se había familiarizado con él en una estancia en El Salvador. Según el chascarrillo de la joven ministra, en El Salvador sí se utiliza "una terminología similar".

La afirmación de la ministra gaditana ha sido recibida con indignación en Iberoamérica. No se acepta que pretenda excusar su ignorancia con un argumento falso, sin pies ni cabeza, que cuestiona la utilización de la lengua castellana en el otro lado del Atlántico.

En Iberoamérica, al igual que en España, causa estupor que toda una titular del gobierno de Rodríguez Zapatero se permita reinventar la normativa del lenguaje castellano para justificar la existencia y dar algún contenido a su etéreo ministerio. En los países iberoamericanos se comparte y aplaude la opinión expresada por el académico Gregorio Salvador: "¡Es una vergüenza que una ministra de España utilice el español de esa manera! Me parece insultante, porque en América es donde puede producir más irritación una cosa de este tipo porque la atención, el cuidado y el mimo que suelen tener en la utilización de nuestra lengua común es generalmente superior al que se tiene en España". Gregorio Salvador recalcó: "Eso solo se le puede ocurrir a una persona carente de conocimientos gramaticales, lingüísticos y de todo tipo. En España no podemos decidir sobre una lengua que se habla en muchos países".

Aún es más grave que la ministra falte a la verdad al afirmar que se le pegó el término en tierras americanas. Ni en El Salvador ni en ningún otro país del continente se emplea la palabra miembra. En México se ha comentado que ni el presidente Vicente Fox, que destacó por su golpeteo al idioma castellano, ha cometido nunca un dislate verbal de ese tenor.

Periodistas y escritores iberoamericanos consultados por este corresponsal coinciden en que nunca han utilizado el términomiembra ni tampoco lo han leído una sola vez en un texto, ni lo han escuchado en la calle o en un medio informativo. Un diario de la capital salvadoreña ha conminado a la ministra a que explique dónde y cuando ha escuchado en su país esa expresión que ha motivado tanto revuelo. "Nos califica de ignorantes para maquillar su disparate", ha comentado un cronista de la principal emisora de radio de San Salvador. En todo caso, en El Salvador se plantea preguntarle a la ministra quién le enseñó esa palabreja y bajo qué contexto, ya que allí la palabra miembro tiene dos connotaciones bien diferentes.

A este respecto, el escritor mexicano Juan Villoro ha comentado a La Vanguardia que "todo depende de quiénes sean las amistades de la ministra. Si se reúne con políticos mexicanos, misses venezolanas o gente de televisión afincada en Miami, su idioma corre peligro. Sin embargo, el castellano goza de estupenda salud en las calles y en la literatura de Hispanoamérica; la corrección con que habla un colombiano promedio es envidiable y Argentina dispone de suficientes correctores de estilo para alimentar todos los periódicos y las editoriales de habla hispana".

Villoro subraya que a 200 años de la independencia de los países iberoamericanos de España, "nuestra lengua castellana no ha perdido vitalidad ni corrección. De cualquier forma, hay que saber con quién te juntas. Si quieres salvar tu alma y tu gramática, es aconsejable no tener trato con legionarios de Cristo, publicistas, jefes de Estado o narcotraficantes".

Por su parte, la escritora catalana Nuria Amat, que visita con frecuencia Colombia, México y otros países iberoamericanos, ha declarado a La Vanguardia: "El término miembra no se emplea en ningún país. Nos avergüenza que la ministra diga eso. Hablar bien el idioma español es tener la capacidad de enriquecerlo, darle los modismos que cada país hispano impone. Pero los países de América Latina son ejemplares y dignos de admirar en este sentido. Al estar lejos del poder del idioma patrio han sabido darle más vitalidad por dos razones: una, gracias al modismo o mestizaje, y dos, la misma lejanía del castellano austero les ha permitido saber como conservar el español más arcaico, con expresiones del Siglo de Oro, nada menos".

Nuria Amat recalca que se enamoró de Colombia, precisamente, "por como su gente habla el puro castellano".

El abogado bogotano Fernán García de la Vega comenta que "fuera de la forma ordinaria de referirse a los seres de su propio género, las palabras de la ministra suenan a una espontánea y poco calculada disculpa que como tal nos deja la duda de que fuera de ignorante, de manera consciente no dice la verdad".

Bernardo Gutiérrez, un conocido analista colombiano, señala que en su afán por llevar la igualdad a donde sólo se puede hacer el ridículo, la ministra incurre en grave desinformación. "En América –afirma Gutiérrez- no se usa ese horror de miembras. Sin embargo, plantea la posibilidad de que también es posible que la ministra haya oído esa palabrita de boca de alguna funcionaria de estos países metida a feminista, en el sentido más demagógico del término. En realidad estas feministas no reivindican la igualdad y el respeto, sino una especie de machismo a la inversa. Yo conozco varias por estas tierras americanas (insufribles, de verdad, incluso para muchas mujeres que, esas sí, son sólidas, inteligentes y luchadoras). Todos conocemos gente así... A lo mejor la ministra de marras será de las mismas, qui lo sá. Porque en ese caldero del feminismo a la idiota, si por aquí llueve, por España sí que no escampa..."

Juan Restrepo, quien como corresponsal de Televisión Española ha recorrido durante varios años todos los rincones de América, nos comenta que "yo nunca he oído ese disparatare por aquí; la disculpa de la ministra me recuerda algo que me ha ocurrido con mucha frecuencia a lo largo de mi trabajo como periodista, aunque a la inversa. Cuando empleaba algún término correcto que mis amigos españoles desconocían, decían: "Bueno, es que como tú eres colombiano será un término de tu tierra". Un amigo catalán, ¡negociante de pieles! en Filipinas, desconocía el término talabartero y me salió con esas".

HAY QUE PEDIR LA DIMISIÓN DE ALGUIEN QUE HA DEMOSTRADO QUE LO ÚNICO QUE LE HA LLEVADO AL PUESTO QUE OCUPA ES EL ENCHUFE, MENUDA MINISTRA DE IGUALDAD, QUE LO ES POR PURO PRIVILEGIO

Anónimo dijo...

No siempre se puede utilizar el femenino en la Lengua española, vease el siguiente ejemplo:

http://pacoyon.blogspot.com/2008/06/la-ministra-come-pollas.html

Anónimo dijo...

Si señor, buena punta le ha sacado pacoyon. Y con todas las de la "Ley", que se entera LA sociedad, LA colectividad, LA humanidad o LA especie humana.

Al menos una de nuestra ministras es una come pollas con fruición igualitaria. Y algunos días seguro que más de una POLLA.

A gente así habría que llevarla a una granja.

Salud, Paco.

Anónimo dijo...

Ministras de la Cuota Chiquito
ANTONIO BURGOS
COMO no lo ha dicho Chaves, que cobra para eso, ni Arenas, que cobra para denunciar lo que se le escapa a Chaves, no voy a tener más remedio que decirlo yo, que no trinco ni un duro de los presupuestos. ¿Saben qué es lo más indignante de La Miembra? ¿Que ponga a Chiquito de la Calzada como autoridad suprema de la lengua española y que quiera mandar en la Real Academia sin tener allí no ya un sillón, sino ni siquiera una silla de campimplaya ? No, algo peor. ¿Que diga que guay y fistro son anglicismos, sin tener ni puñetera idea de lo que es un anglicismo? No, tampoco es eso. Ni lo que La Miembra le ha dicho de sí misma a Lalia González Santiago: «Me considero una mujer comprometida desde que tengo uso de razón, muy luchadora, muy trabajadora, muy autoexigente, sensible a los problemas sociales, honesta, buena persona...».
No le falta un perejil. Sí, La Miembra es de las que ya no fabrican. Un modelo descatalogado, que hay que buscar en Cambalache o en Segunda Mano. Una mujer como las madres quieren para sus hijos. Esta va a poner caro el pescado del casorio. Cuando los hijos lleguen diciéndole a sus madres que se han echado novia, pero novia de casarse, les preguntarán:
-¿Y cómo es, hijo? ¿Es comprometida desde que tiene uso de razón, muy luchadora, muy trabajadora, autoexigente, sensible a los problemas sociales, honesta, buena persona?
-No sé, mamá: estudia Derecho y Económicas en el CEU, y le han dado una beca Erasmus para Holanda...
-Ah, pues esa chica no te conviene nada, hijo. Mira, tú tienes que tirarle los tejos a una de Cádiz que le dicen La Miembra, que gana un pastón, y que la he visto en una foto con la Princesa de Asturias y así con su trajecito de chaqueta como la que va a una boda de pueblo tiene una pinta de catetita honrada y decente que es lo que a ti te conviene, y no esas lagartonas que se van, fíjate tú, a Holanda, con la poca vergüenza que hay en Holanda...
El gran negocio en este momento de crisis sería comprar a La Miembra por lo que es y venderla por lo que ella dice que vale. Cuanto es lo ha contado José Aguilar en las gaditanas gacetas. Dice Aguilar: «Cuando Chaves estaba configurando su nuevo gobierno le pregunté a un prohombre socialista si Bibiana Aído, la joven directora de la Agencia Andaluza de Flamenco, iba a ser consejera de Cultura. «Aún es pronto, está muy verde, que madure donde está», respondió. Pues menos mal que estaba verde para ser consejera... Si llega a estar madura, ahora la vemos de excelentísima vicepresidenta del Gobierno, con Teresa Fernández de la Vega en los albañiles».
O sea, que los que saben del Gotha del PSOE aseguran que La Miembra está verde como el trigo verde del verde, verde, limón. Pasar en horas veinticuatro de becaria de una caja de ahorros a ministra de Igual Da Que Sea Ministra O No, es un carrerón. Pero un carrerón, y es donde yo quería llegar, lamentable. Por el que Chaves o por lo menos Arenas tenían que haber protestado. Por lo visto es consustancial con los gobiernos de ZP que siempre haya en ellos una andaluza que sea la risión de España entera. Antes lo fue Carmen Calvo y ahora, La Miembra. Dicen que La Miembra es la ministra 2.0. Todo muy Google, ahora que le han dado, qué vergüenza, el premio Príncipe de Asturias de Comunicación a un buscador, a una máquina herramienta (me pido que el próximo se lo den a la lavadora o a la minipímer). Sí, La Miembra es Carmen Calvo 2.0. Dice las mismas mamarrachadas que la Calvo, pero mejoradas. La Calvo hablaba de los anglicanismos; ésta, de fistro como anglicismo. La Calvo, de las frailas; ésta, de las miembras. Para La Calvo, El Rocío era la explosión de luz del Mediterráneo; para ésta, el teléfono es el medio de cambiar el rol (¿Royce?) del hombre en el por aquí te quiero ver. La Calvo era de Cabra. La Miembra, de Alcalá de los Gazules. Andaluzas. Y a eso es a lo que voy. Nos quejamos de que en las series de la tele, la chacha de la que se ríe la gente es siempre andaluza. Pues en los gobiernos de ZP, igual. La Fraila o La Miembra de la que se ríe España entera es siempre una andaluza elevada al máximo de su incapacidad. No por la cuota femenina del Gobierno, sino por la Cuota Chiquito de la Calzada. Para esto, mejor haz ministro directamente a Chiquito, Zapatero, pecador de la pradera, y no nos des más a los andaluces por el diodeno.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...