desde 2.006 en Internet

martes, 15 de enero de 2008

¿Quieres qué te cuente...?

Demasiadas veces hemos visto en esta legislatura la jugada, pero la comentamos de nuevo; que nadie pueda decir que no vio la señal de stop.

España entera coge “in fraganti” al traidor de la Moncloa, mintiendo como un bellaco, mientras sus ministros le hacen la ola, y la reacción del PP es ladrar muy fuerte mostrando los dientes, ZP retrocede "asustado" y se queja de la violencia del rival, pero los “populares” nunca terminan la jugada. ¿Qué oculta en realidad esta secuencia de la política española tan reiterada durante la concluida legislatura?.


La desidia distante, la incapacidad permanente, y el encostramiento fósil del PP para resolver de una vez por todas los graves problemas que tenemos los españoles ante el Estado y ante el estado de las cosas, de lo que se deriva que el 9 de marzo no se concluirá nada; o dicho de otra forma, estas elecciones generales son una representación circense en las circunstancias extraordinarias e históricas de la Nación como problema.

Cuando ZP se siente apurado, bien por encuestas, bien por estrategia o táctica, cede verbalmente en algo, hace un gesto de incertidumbre a la galería y entonces el PP retorna al discurso del “error” de ZP, del tironcillo de orejas al díscolo diletante, pero de infinita comprensión cristiana, perdón y mano tendida a la democracia, para demostrar precisamente su talante conciliador, ese que tanto les han reclamado desde el partido socialista del cordón sanitario y el pacto con los nacionalismos.

Lo hemos visto tantas veces que ya aburre, en temas extremadamente graves como las conversaciones con los terroristas de ETA, el desastre en el Tribunal Constitucional, la ilegalización de ANV, o las distracciones económicas tan frecuentes en estos últimos años, en los que las infraestructuras que se han hecho nos han salido mucho más caras de lo que se habían presupuestado inicialmente.

Esa actitud responde a un prejuicio político, un complejo irreductible del PP, fundamentado en dos claves elementales: por una parte la falta de autosficiencia democrática de un partido que representa a diez millones de españoles y que espera la concesión de estatus democrático de su rival político, y por otra parte, la ilusión de que echando a ZP, el PP gobernará y así se acabará definitivamente la aluminosis nacional.

Lamentablemente, esa previsión ni es creíble, ni suficiente a estas alturas de la subversión constitucional, de la deconstrucción nacional, y del éxtasis mesiánico de un iluminado presuntuoso, porque mientras los partidos discuten sobre el sexo angelical, el gobierno de Cataluña se ha montado una Agencia Tributaria, el PNV quiere hacer un referéndum con el apoyo de ETA por las calles, mientras los ayuntamientos vascos dan dinero y datos a los terroristas y el gobierno catalán mantiene una actitud de apartheid contra los ciudadanos que aún se sienten españoles residiendo en Cataluña, y de genocidio intelectual para sus hijos.

Desgraciadamente, todo esto no lo arreglará el próximo escrutinio, pero posiblemente sirva como baremo de fuerzas para ulteriores confrontaciones. Como en cualquier infección, el problema no proviene exclusivamente de la virulencia del agente patógeno, sino del daño – ¿irreversible? – que haya causado en el huésped.


Jacinto Sánchez, RR.PP. del club "Piensa luego Sacia"

2 comentarios:

Vecino de Pozuelo, dijo...

Carta a la Guardia Civil.

Estimado comandante del puesto más cercano al Palacio de la Moncloa.

El conocido lema de su Benemérito Cuerpo es el archipopular “Todo Por la Patria”.

Nunca en toda la historia española, aún anterior al Duque de Ahumada insigne fundador de la institución que tan honradamente representa, ha existido un momento tan justo al cumplimiento de ese excelso lema ni tan clara ocasión para practicar la noble tarea en aras de España.

Es llegada la hora de sagrada misión en cumplimiento de acto tan necesario como ineludible: a recluir un perturbado para salvar la Nación.

Insto a su Comandancia que en tan singular cometido, porte unos números de su guarnición y se persone en la Moncloa con el propósito de evitar a la Patria mayores desgracias.

Lleve la intención de rescatar al actual Presidente del Gobierno del puesto que para España tan dolorosamente ocupa, pues es de muy notorio conocimiento que ha sido secuestrado por males anímicos o patologías, como dicta la ciencia médica.

El término de su labor consistirá en alojarlo fuera de nuestras fronteras para evitar mayores males caseros y en procurar su descanso en algún balneario terapéutico que tanto pueblan el país Suizo, sugerencia que no agota otro destino que mejor estime por conveniente.

No espere órdenes superiores, toda España está pendiente de su acción, es de esos momentos en que la Patria resalta con góticas de oro lo que el comandante hizo por nuestra historia. Ya está encargado el monumento a su salvadora gesta, a la altura de Agustina, Colón, y otros de nuestros grandes.

Mucha suerte en su andadura, toda España le respalda.

Fdo.

España, Una, Constitucional, Sana y libre de traidores majaras.

Anónimo dijo...

es imbatible esa argumentacion basandose en "males anímicos o patologías" y para mas inri con referencia a lo que "dicta la ciencia médica".

seguro que cualquiera se resiste a tal llamamiento, sobre todo porque viene de la "españa constitucional".

pero que se arrogue el troll aunque fuera una pizca de sano ya es demasie.

esta claro que de medico tiene nada, de paciento todo.


tereso

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...