desde 2.006 en Internet

domingo, 20 de enero de 2008

El Cavaba


Una de las locuras del imperialismo catalán es la de unificar criterios lingüísticos para establecer un nuevo idioma a partir de las lenguas catalana, valenciana y mallorquina, como un peldaño más en la construcción de ese delirio territorial conocido como paissos catalans, la nueva lengua se llamará "cavaba" (otras alternativas pueden ser "bavaca" o "vacaba", realmente el nombre importa poco, lo importante es el gesto).



Resulta extraño que se hayan olvidado del aragonés (“arcavaba”), pero en este caso sería el aragonés el que debería incorporar el catalán, recordando un poco de historia, tras consultar las wiki:

En 1035 Ramiro, hijo de Sancho III de Navarra, une los condados de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, convirtiéndose en el primer rey de Aragón.
La legitimidad de la nueva dinastía la logran los reyes Sancho Ramírez y Pedro I al poner el reino bajo el amparo de la Santa Sede. Así el Reino de Aragón pasó a formar parte de los estados occidentales.
En 1150 Petronila de Aragón, la única descendiente del rey Ramiro el Monje, contrajo matrimonio con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. El hijo de ambos, Alfonso II, fue el primer monarca en heredar los títulos de rey de Aragón y conde de Barcelona.
Fernando II (1479 - 1516) casó con Isabel I de Castilla. El nieto de ambos, Carlos I, heredó ambas coronas, pero manteniendo cada una sus propias leyes y costumbres.
En 1700, con la muerte de Carlos II, fue proclamado rey de Castilla y de Aragón Felipe de Anjou, lo que provocó la Guerra de Sucesión Española. La Corona de Aragón se puso de parte del archiduque Carlos, el otro pretendiente. Cuando la guerra terminó, Felipe V promulgó los Decretos de Nueva Planta, por los que quedaban abolidas todas las instituciones de la Corona de Aragón, que desaparecía y se integraba en un Estado moderno y centralizado.

Con los Decretos de Nueva Planta se realiza la unidad político-administrativa de España.

El cuarto decreto que afectaba sólo a Cataluña se dictó el 9 de octubre de 1715, despachado por Real Cédula con fecha de 16 de enero de 1716.

Abolía la Generalidad de Cataluña, las Cortes, el Consejo de Ciento.

Además se sustituía al virrey por un capitán general, al igual que en el resto de los reinos de la Corona de Aragón, y se dividía Cataluña en doce corregidurías, como Castilla y no en las tradicionales vegueries, no obstante los batlles se mantienen.

Se prohíben los somatenes (milicias populares de Cataluña).

Se estableció el catastro gravando propiedades urbanas y rurales y los beneficios del trabajo, el comercio y la industria.
Igualmente, el idioma oficial de la administración dejó de ser el catalán y fue sustituido por el castellano, aplicándose desde entonces obligatoriamente en las escuelas y juzgados.

También se cerraron las universidades catalanas que apoyaron al archiduque Carlos, trasladándose a Cervera, que se había mantenido fiel a Felipe V.

El decreto mantiene el derecho civil, penal y procesal, al igual que el Consulado del Mar y la jurisdicción que éste ejercía, y no afectó al régimen político-administrativo del Valle de Arán por lo que este no fue éste incorporado a ninguno de los nuevos corregimientos en que se dividió el Principado de Cataluña.

Los Decretos de Nueva Planta se hicieron por territorios el primero se ocupó de los reinos de Valencia y Aragón, el segundo repuso legislación eliminada en el de Aragón, el tercero se ocupó de Baleares, y el cuarto de Cataluña. De lo que se deduce que nunca hubo administrativamente un concepto unificado de estas comunidades. También se hicieron otros para Castilla y para las Américas.

El cavaba, la nueva lengua de los paissos catalans, cuyo territorio está bien delimitado en el mapa territorial del idioma catalán, con una policía lingüística que se ocupa de dictaminar sobre el correcto uso, las nuevas políticas de sometimiento lingüístico y la implantación del glosicidio del idioma español en Cataluña, vulnerando la Constitución aprobada por los españoles en el año 1979. Mientras los niños siguen sin poder aprender en la escuela el idioma de su nación.

Que lejos queda aquel Raimundo Lulio, por cierto, balear, que escribía en árabe y mallorquín sobre la fe racionalizada. Y que lejos queda Josep Plá, cuando expresaba en 1980:

«La izquierda ha hecho siempre lo mismo: su aberración de la realidad del país la mantiene, como siempre, en su ignorancia antediluviana. Hablan mucho, pero no dicen nada. [...] Quieren ante todo ganar las elecciones y, una vez sentados en sus poltronas, hacer todo lo contrario de lo que han prometido.» (Notes del capvesprol, 1979)

Este párrafo de la Wikipedia, nos habla de como los políticos tratan a los escritores de la lengua que no comparten su fanatismo rentista:

"Con todo, su actitud desdeñosa hacia la izquierda política y hacia algunas figuras políticas y culturales catalanistas hizo que, al igual que sucedió con Dalí, la cultura progresista le negase el pan y la sal en forma de premios (fue controvertida la negativa a concederle el Premio de Honor de las Letras Catalanas, la máxima distinción política concedida a los escritores en Cataluña), le alejasen de su revista de toda la vida (Vergés vendió Destino a la Banca Catalana de Jordi Pujol, que le censuró un artículo crítico con la Portugal revolucionaria, y Pla abandonó la revista en 1976, tras 36 años de colaboración semanal ininterrumpida) y no se le reconociese completamente su valía hasta varios años después".

Hoy, más que nacionalistas catalanes, lo que hay en la política catalana son paletos cosmogónicos y esotéricos que viven de contar cuentos e inventar historias.

En castellano, cavaba, son la primera y tercera persona del pretérito imperfecto del verbo cavar, como en el ejemplo que sigue, :

"aquel país cavaba su propia fosa, ante los atónitos ojos de los testigos, que veían como aquella tribu de iluminados intentaba ocultar el sol con sus esclarecedoras palabras pronunciadas en una lengua desconocida".


Biante de Priena

2 comentarios:

Imperito de barrio, dijo...

Protesto enérgicamente, hay que cambiar ipsoflautamente eso del "imperialismo catalán", no se deben confundir categorías a todas luces diferentes.

Propongo para el cambio: "aldeanismo catalán", "quiero y me cago catalán", "extender la bazofia catalanufa", "insularismo catalán",
deliriums tremens catalán", o similares.

No en vano, la Generalitat es "sargentolitat" o "caboprimeralitat"

No confundamos al público, que siempre ha habido clases y valga un ejemplo: "El imperio español, donde nunca se ponía el sol"

Al "imperialismo catalán" no se le conoce ni una triste cerilla por encender.

Ciudadano dijo...

Se puede prohibir la enseñanza y aprendizaje en español en las escuelas públicas en Cataluña, sí. se puede. Se puede prohibir la enseñanza y aprendizaje en español en las escuelas privadas...,

no, no se puede.

Entonces el problema es que solo se puede prohibir la enseñanza en español en Cataluña para los que disponen de menos recursos y no pueden llevar a sus hijos a escuelas privadas...,

pues sí, va a ser eso.

Osea que, los menos afortunados están obligados a educarse en catalán, para que así estén condenados a permanecer en Cataluña, y no se llene de emigrantes de otros lugares, porque esté asegurado que la limpieza de las calles y las oficinas, la limpieza de los culos de los afortunados, el cuidado de los niños y todas esas grandes tareas humanas que algunos denominan trabajo, se hagan por catalanes uníglotas...,

pues que quiere que le diga, puede ser, no estoy muy seguro

Oiga eso es fascismo, por la opresión cultural hasta la poltrona, digo

pues no sé

The end

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...