desde 2.006 en Internet

jueves, 13 de diciembre de 2007

El precio de la democracia, el valor de la libertad

En los medios de comunicación españoles, cómodamente anclados en el más de lo mismo, ha sorprendido tanto la noticia de que Rosa Díez busque financiación para su proyecto entre los ciudadanos de a pie, tras haberle negado los grandes bancos el pan y la sal, que todavía están haciendo análisis pormenorizados sobre lo que van a decir, no vaya a ser que molesten a sus financiadores habituales. ¿O acaso les ha incomodado que los líderes de UPyD hayan dicho algo en su web, (que se ha reproducido íntegramente en Ciudadanos en la Prensa), sobre su connivencia con el juego político cerrado?


“En la sala seguramente hay presentes representantes de medios que luego no dirán ni mú y otros que tergiversarán de forma brutal el mensaje lanzado. Y tal vez sea de temer que sólo uno de cada varios registre esta rueda de prensa sin torcer lo dicho”.

En este país se necesitan años para que los ciudadanos se den cuenta que estamos viviendo en un régimen totalitario discreto, en el que todo el poder se concentra en muy pocas manos, que precisamente van a coincidir con las mismas que controlan todo el negocio.

La irrupción de un partido como UPyD puede ser (y es) un riesgo con tendencia a peligro para los que viven satisfactoriamente en el “establishment”, que no son precisamente todos millonarios, sino gente agradecida, desde el hijo de Carmen que ha entrado en una compañía de viveros del ayuntamiento con un contrato temporal de seis meses, pasando por Trini, que ha entrado como administrativo en la compañía de ese constructor que ha comprado los terrenos alrededor de la gran infraestructura que se va a realizar próximamente, y que en realidad es el testaferro de un político muy conocido o de su partido.

En lo que se refiere a la salud democrática, España está hecha una mierda, en estado de permanente agonía, y lamentablemente va a continuar así si no somos capaces de cambiar lo existente por algo nuevo.

El elenco de miserables que organiza nuestra existencia quiere seguir organizándola, todo va bien, desde la compra en el supermercado del producto sin marca (las marcas están desapareciendo), hasta la subida de la hipoteca por criterios espurios, pasando porque las petroleras no han disminuido los precios de los carburantes el pasado fin de semana, a pesar de que por ley debieran haberlo hecho, y concluyendo en las eléctricas que ahora se van a dedicar a la ecología para ver si sacan tajada del cambio climático, hay una ingente masa de usurpadores en ejercicio.

En los medios de comunicación hay noticias que se destacan y otras que se ocultan según la subvención o la licencia concedida por la autonomía correspondiente. En el poder judicial se alcanza rango de ridiculez ver como los magistrados que han de velar por lo esencial y lo sustancial de nuestros derechos se dejan presentar por los partidos políticos correspondientes (porque de otra forma no llegarían a donde están).

Los funcionarios corruptos, desgraciadamente no proceden de Madrid, Barcelona o Marbella. Aunque los medios de comunicación nos muestren como un hallazgo extraordinario su presencia en ayuntamientos o comunidades autónomas.

Cuestión de confianza: UPyD necesita dinero

En los Estados Unidos, ese país que nos queda tan lejano en el respeto de sus políticos por los ciudadanos que les conceden el poder, en libertades, en derechos y en profundidad democrática, los partidos políticos acuden periódicamente a las suscripciones públicas de fondos, porque los ciudadanos consideran que deben financiar a sus políticos para que les defiendan libremente, sin estar hipotecados con la compañía de turno.

En Francia, la campaña de Bayrou ha buscado fondos de forma similar y en Italia, hay partidos que ponen en práctica esta forma de financiarse desde hace muchos años.

En España estamos tan acostumbrados a la dependencia económica del Estado que no nos entra en la cabeza que un partido político como la UPyD, que está dispuesto sobre el papel a cambiar radicalmente las formas y los contenidos de la política española, haya tenido la genial idea de acudir a los ciudadanos, no solo para pedirles su voto, sino también su dinero.

Hay palabras que definen lo que está ocurriendo, por parte de los organizadores de la cuestación se puede hablar de responsabilidad, aquí estamos, esto ofrecemos, si quieres apoyarlo, puedes; por parte de la ciudadanía se debe hablar de compromiso, que no solo es acudir a las urnas, sino echar una mano, aportar algo de dinero, y hacerlo sin esperar una medalla.

Realmente ha sido una idea afortunada que estoy seguro de que dará muy buenos resultados, porque está claro que de esta forma los ciudadanos que se impliquen aportando su dinero al proyecto, no van a limitarse a ver lo que ocurre, sino que van a aliarse con el destino del partido que promueven porque lo podrán considerar como algo suyo, y no solo por abonar una cuota periódica.

Por otra parte la jugada permite saber cual es realmente el grado de crispación y el nivel de tolerancia ante los sucesos políticos que hemos vivido en la presente legislatura. ¿Realmente queremos que cambien las cosas o solo lo decimos para quedar bien?.

El Partido Popular no tendrá problemas de financiación entre otras razones porque en sus filas se encuentran algunas de las mayores fortunas de nuestro país; el PSOE está gobernando y eso procura mucha devolución de favores generosos tras haber concedido contratas con el dinero de todos; IU gobierna en algunos lugares y comparte los menudos de la tarta, y los partidos nacionalistas, se encuentran suficientemente financiados por sus respectivas comunidades, en las que también han repartido la riqueza selectivamente.

A UPyD solo le quedamos nosotros, los ciudadanos, o financiamos el proyecto o seguimos soportando el régimen totalitario y cerrado en el que nos ha tocado vivir, y al que tienen la poca vergüenza de denominar democracia porque se vota cada cuatro años. Estamos permitiendo que nos cambien la libertad de expresión por la libertad de opresión.

Ha llegado la hora de dar un paso al frente e invertir por España, que a la larga será la inversión más rentable de nuestras vidas. A todos los que están encaramados en el poder, económico, político, social, mediático, judicial, o tecnológico, les molesta la llegada de UPyD a la arena política española, eso debe ser bueno.

Con esta campaña, UPyD nos ha lanzado un reto a los ciudadanos españoles, y servirá como evaluación de si queremos lo bueno aunque lo tengamos que pagar, o preferimos que nos sigan dando lo de siempre, aunque nos salga gratis.

Rosa, ahora hay que decirte aquello de cuenta conmigo, porque estamos seguros de que tú sabrás contar por nosotros en el Parlamento todo lo que siempre quisimos decirle a estos sinvergüenzas y nunca tuvimos oportunidad de hacerlo. Rosa será la voz de los ciudadanos, no la de los bancos, los grandes partidos o los medios de comunicación.

Pero hay que buscar alguna fórmula que permita que la gente pueda contribuir con cantidades más pequeñas de 250, 500, y 1000 euros, porque en las condiciones en que nos han dejado el país, no todo el mundo puede desprenderse de tal cantidad si quieren continuar comiendo.

Qué español no pagará, siempre que pueda, 10, 20, o 50 euros por quitarse de encima el tandem PP-PSOE, que lleva tocándonos por sorteo electoral en los últimos treinta años, para alegrarnos la vida cada día?.

Para los que no se crean de que va la cosa, busquen en google news lo siguiente: "debate" y encontrarán 232 noticias que se refieren al debate televisivo del PP con el PSOE, y 145 que se refieren al debate entre los candidatos del partido demócrata norteamericano. En contraste, busquen la palabra "financiación" y no encontrarán NI UNA SOLA NOTICIA QUE SE REFIERA A LA CAMPAÑA DE UPyD. Más claro, el agua.



Biante de Priena

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Quedan 3 meses, se va a lograr el dinero para la campaña.

10.000 españoles a 50 euros son 5 millones de euros, suficiente.

¿No hay 10.000 españoles dispuestos a pagar 50 euros por ver a Rosa Díez en el Parlamento diciéndole a Zapatero cuatro verdades o cinco?.

Lord Kobol dijo...

NO,

10.000 ESPAÑOLES A 50 EUROS CADA UNO NO SON 5 MILLONES, SON 500.000 EUROS.

SALUDOS

Sir Taky dijo...

Para aquellos que no puedan suscribir los bonos por su cuantía pueden realizar sus donaciones (desgravables según ley en el IRPF), pulsando en el Banner superior de la web de UPyD (www.upyd.es) y, bajo la solicitud de los bonos figura la cuenta bancarias para donaciones a UPyD:

BBVA
UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA
0182 7384 94 0201534496

Saludos a todos y gracias por vuestro apoyo

No sabían que era imposible ... y por eso lo consiguieron"

Alberto dijo...

Menuda fostia sus váis a pegar. Ya ha dicho Rosa -preparando el terreno- que si en éstas no sacáis nada será en las siguientes. JA. Hasta los niños de pecho saben que sólo tenéis una bala en la recámara. Y de momento os están fallando bien las cuentas: ni pasta del BBVA, ni apoyo de Vocento, ni éxodo de ciudadanos, ni leches.

Un poco más de humildad y de juego limpio quizás no hubieran venido mal. Ahora quizás sea tarde.

Erasmo dijo...

Alberto,

Rosa viene de Europa, cateto, piensa por un momento, las elecciones europeas son en 2009..., no te das cuenta de que en estas solo es la presentación, y hasta entonces tiempo para organizarnos. Circunscripción única, todos los votos cuentan lo mismo.

Ahora el objetivo es lograr el grupo parlamentario, después diputados en Europa, y más tarde en las autonomías, ayuntamientos y cabildos. Todo está bien pensado.

Por cierto, el primer proceso electoral al que acudirá UPyD será las elecciones andaluzas, enarbolando un magnífico NO al estatuto andaluz....

Piensa, tarugo, y lograrás ver las estrellas más allá de tu ceguera.

Saludetes Ciutadan

Alberto dijo...

Amigo Erasmo, algunos comentarios a tu amable alusión.

1) No soy ni seré de ciudadanos.

2) ¿Grupo parlamentario? ¿Te estás quedando conmigo o es que no tienes ni idea de como funciona la ley electoral?
Mira, si eso es lo que os han contado se están quedando con vosotros de mala manera. En la inmensísima mayoría de circunscripciones el corte electoral está en números impensables para UPD. En provincias pequeñas tendríais que pasar de porcentajes que superan el 12-15% de los votos. Incluso circunscripciones grandes como Málaga, Valencia o Sevilla tienen cortes por encima del 6-7-8%. Ni en sueños podéis aspirar a esas cifras. Por lo tanto os quedan Madrid y Barcelona donde el corte es mucho más bajo (en torno al 3%).
En Cataluña ya se sabe cómo estáis. Y no lo digo yo, se puede leer en esta misma web: comatosos.

3)Así pues os queda Madrid. Puede que Rosa saque un escaño allí, es posible, sí. Yo sólo digo que es vuestra única opción. Y si ella se pega la piña en Madrid, UPD desaparece. Te lo digo yo, que ya he conocido la operación Roca y otras del estilo. Por tanto, ni grupo ni leches. O Rosa como única diputada o la desaparición.

Así que a ver quién es el que está ciego, amigo Erasmo.

Saludetes también para ti.

Erasmo dijo...

Alberto, creo que solo respondes a la primera parte de la cuestión. Sé como están las líneas de corte, ¿sabes tú como están las encuestas?. ¿Te crees que la reacción del establishment es casual?.

UPyD puede obtener grupo parlamentario propio, dices bien en Madrid 3 %, pero no dices toda la verdad, un 4 % puede dar hasta 3 diputados, y un 5 % más de 5... Esto en Madrid, ahora empieza a sumar Bilbao, Valencia, Sevilla, tal vez Zaragoza y Málaga, y posiblemente alguna sorpresa.

Es posible y es viable. Eso es el comienzo, luego ya se verá.

Sigo saludando

Pariente de los Grimm, dijo...

El cuento de la lechera tiene versiones actuales como acabamos de ver.

Si UPD dice lo mismo que todos no se distinguirá de nadie. Será una ilusión necesaria como demostración práctica para miles de ciudadanos, de que las palabras se las lleva el viento.

Nueva lección para los ciudadanos, que buscará soluciones verdaderas y no al canto del cisne.

Alberto dijo...

Hombre, Erasmo.

Ahí te doy la razón: en Madrid no es descabellado pensar en más de uno. Pero siendo realistas (que yo sepa no hay ninguna encuesta seria y concreta que desmienta esto) sólo llegar al 3% en Madrid ya sería una proeza.
Y me reitero en lo dicho: Bilbao, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Málaga son misiones imposibles. ¿Tú sabes lo que es sacar un 6-9%? Son provincias en las que -en alguna de ellas- ni siquiera IU consigue sacar escaño. Me reitero, imposible.

Lo de Madrid, sí. La posibilidad está abierta (incluso de que fuera más de uno). Pero de grupo parlamentario, nada. Estoy plenamente convencido de ello (ojalá me equivoque).

Saludos.

P.S. Por cierto, hay un factor que no hemos tenido en cuenta. Ciudadanos se presenta en Madrid. Eso no facilitará las cosas a UPD en la capital.

Dante dijo...

En Madrid pueden sacar entre uno y tres escaños. Todo dependerá del rechazo a Rajoy y a su "no-programa" desde su propio electorado, algo así como el voto-sanción a lo Pío Moa. Y si Rosa Díez sigue en su línea, sin desbordar hacia temas sociales (aborto, matrimonio homosexual...) que le restarían votos entre los electores cosntitucionalistas pero no de izquierdas.

La candidatura de Cs en Madrid nocre que tenga incidencia.

En las demás provincias, será difícil, en efecto. Cataluña podría haber sido una oportunidad, pero allí, Cs impedirá que UPD consiga un buen resultado, salvo que se eligiera un cabeza de lista de extraordinario prestigio entre los electores potenciales de esta opciíon, como un Paco Caja, algo que no ocurrirá.

En el País Vasco, donde, a mi juicio, UPD no debería presentarse sino pedir el voto por San Gil o negociar listas conjuntas con ella, tampoco sacarán nada.

Queda Navarra: allí se puede hacer algo, pues hay un espacio entre los socialistas y la UPN, algo ambigua últimamente. Yo pondría a Buesa de cabeza de lista por Pamplona, y no en las Vascongadas. Si hay upedeos por aquí, que lo vayan pensando y convenzan a sus élites.

Savater, en la provincia de Filipinas, con fortín y escopeta incluídos, pero sin teléfono. De lo contrario, puede peligrar hasta el escaño de Rosa. Os lo aviso por compasión y simpatía.

Y Gorriarán, cuanto menos se le oiga, también. Que haga campaña en Bayonne y St Jean de Luz, y les explique a los franceses lo que les espera si no espabilan. Eso sí lo hará bien, por lo menos no se meterá con Abascal y otra gente dedente de su tierra.

Erasmo dijo...

Alberto y Dante,

Evidentemente parto del optimismo, como el que se agarra a un clavo ardiendo, porque considero que la única opción DECENTE Y CON MIRADA AL FUTURO que se presentará a estas elecciones es UPyD.

Evidentemente que en los reinos de taifas donde el PSOE-PP tienen su feudo, será difícil penetrar.

Hay varios factores a tener en cuenta, y los iré analizando con tiempo, pero por ahora me fijaré en uno solamente.

España, que es el conjunto de los españoles con su cultura y sus leyes en el territorio correspondiente, está harta de la crispación que se ha vivido durante esta legislatura.

Va a haber un voto de castigo claro al PSOE y al PP, y afortunadamente solo tiene un camino, el que lleva a UPyD. De ahí saldrán la mayoría de los votos, tal como están las cosas, creo que mitad por mitad.

El programa político de UPyD es ambicioso, pero al mismo tiempo muy sencillo, SE TRATA DE NO SEGUIR METIENDO LA PATA, para eso hay que conseguir que LOS CIUDADANOS y LOS POLITICOS, dejen de ser CLASES diferentes, es decir, tiene que lograrse que hay continuidad entre las necesidades de los ciudadanos y las decisiones de los políticos, eso se puede hacer mejor en un partido nuevo y pequeño, que es más fácil de corregir en su rumbo, que con los grandes mastodontes.

El voto a UPyD no es para mejorar lo que hay, es para que no siga empeorando. Su discurso claramente antinacionalista es hoy por hoy un excelente elemento de cohesión.

Su racionalidad, y la búsqueda de igualdad-y-libertad al mismo tiempo, no consiguiendo una a costa de mermar la otra parte del binomio, es una opción inteligente.

Rosa Díez es la lider que convoca más simpatías hoy por hoy entre la ciudadanía, hay una encuesta de ABC que circula por ahí.

La gran ventaja de los líderes de UPyD es que HAN DEJADO DE SER de sus respectivos partidos, como LOS CIUDADANOS HEMOS DEJADO DE CREER en los partidos convencionales.

Ellos abjuran de lo que se hace, como todos nosotros. Votar a UPyD es regenerar la democracia, consolidar el estado de derecho, y recimentar la sociedad española que está padeciendo aluminosis.

Con Rosa en el parlamento, estarán representados los intereses de los ciudadanos, y no lo de los bancos, los partidos políticos, las grandes empresas, o los mass media.

Lo inteligente para el ciudadano que quiere volver a confiar en los políticos es votar por UPyD, antes que abstenerse o votar por PP o PSOE.

Sigo pensando que el grupo parlamentario es posible, hay que trabajar mucho y hacerlo bien, y realmente parece que todo el mundo espera el pistoletazo de salida para la carrera que comienza, pero se pueden conseguir los objetivos, a ver si hay suerte

Erasmo

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...