desde 2.006 en Internet

martes, 13 de noviembre de 2007

Zapatero, ¿por qué te callas?


En el Título II de la Constitución de 1978 se expresa con claridad en su Artículo 56, cuales son las funciones del español Juan Carlos I Rey:

Artículo 56

1. El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.

Sin embargo, algún imbécil que se dedica a la política o al periodismo, ha cuestionado la presencia de el Rey en la Cumbre Iberoamericana, otros, como Gaspar Llamazares le ha concedido la razón a Hugo Chávez en el rifirafe que se organizó en su clausura, acusando al Rey sutilmente de “impertinencia”.

Los términos del asunto parece ser que no han sido bien recogidos, por incompletos, por los medios de comunicación españoles, el periodista nicaragüense Adolfo Pastrán Arancibia, citando fuentes del portal chileno emol, hace una transcripción más exhaustiva de los exabruptos de Hugo Chávez que se produjeron en los siguientes términos y que dieron lugar al encontronazo entre el Rey de España y el presidente de Venezuela:

Chávez acusó a Aznar de invitarlo a formar parte del primer mundo sin importar las consecuencias para el resto de la región, según publica el portal chileno Emol.

"Aunque se moleste mi amigo Rodríguez Zapatero, tengo que decir que ese señor que viene a América Latina a decir que soy un monstruo, que es José María Aznar, es un fascista, que fue a Venezuela y me dijo 'viene a invitarte a nuestro club, al primer mundo, tienes petróleo, basta que tú lo decidas' ", dijo Chávez y agregó que la propuesta tenía como condición cortar relaciones con Cuba.

"Eso no lo haré jamás, porque Fidel es como un padre para mí", añadió Chávez, y reveló que al consultar a Aznar por el futuro de país como Haití o regiones como Centroamérica, el ex jefe del Gobierno español le respondió "Chávez, esos ya se jodieron".

Con estas palabras, a juicio del gobernante "aquel hombre (Aznar) reveló allí todo el rostro horrible del fascismo y del racismo" y enfatizó que Venezuela no entró a ese club, "porque nosotros somos humanos y los fascistas no son humanos".

Reacción de Zapatero y furia del rey

Referente a estas palabras, Rodríguez Zapatero pidió una nueva intervención a una complicada Presidenta Bachelet, para responder una vez que Chávez finalizó su intervención.

El jefe del Gobierno español exigió respeto para su antecesor político, " que fue elegido democráticamente por los españoles", provocando la ovación de los presentes, mientras que el venezolano lo interrumpía constantemente, lo que causó la molestia de varios de los presentes.

"¿Por qué no te callas, ya?", expresó el Rey Juan Carlos I a Chávez mientras intentaba intervenir el discurso de Rodríguez Zapatero, que insistía en el respeto de todas las ideas, aunque sean absolutamente contrarias.

Luego del impasse, Chávez pudo volver a hablar gracias a que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y añadió que " como dicen las palabras de José Gervasio Artigas 'Con la verdad ni temo, ni miento, ni ofendo".

Luego de las palabras de Chávez, el presidente nicaragüense advirtió a Bachelet que él no hablaría los tres minutos que se concedieron "porque España ha tenido dos intervenciones y yo sólo una y estamos hablando de libertad de expresión", exigiendo el mismo respeto que propuso Rodríguez Zapatero en su respuesta al Mandatario venezolano.

Finalmente, mientras Ortega se dirigía a los Jefes de Estado, el Rey Juan Carlos I hizo abandonó del plenario de la cumbre, notoriamente molesto por los ataques de Chávez contra Aznar.

Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez y de Nicaragua, Daniel Ortega, tuvieron fuertes planteamientos contra el gobierno de España, delante de su homologo español, José Luis Zapatero y el rey Juan Carlos.

Mientras hablaba Ortega en contra de la empresa española, Unión Ferosa, el Rey de España se paró y se retiró de la sesión plenaria de la Cumbre Iberoamericana.

Por su parte, el presidente Chávez manifestó en su intervención que, "presidenta, presidentes, su majestad, altos dignatarios no podemos desconocer o minimizar los factores actuantes y estratégicos en el juego político, es una recomendación. En Venezuela bueno igual, yo recuerdo aquellos años 1999, yo fui invitado a la Casa Blanca, al FMI, yo fui a darle al martillo de Wall Street, yo estuve en todo eso, porque me hicieron una campaña de captación como quien enamora una muchacha, regalos, obsequios, todo eso".

"Yo ayer me referí a un ex presidente español, espero que el gobierno español, dirigido por mi amigo el presidente Zapatero no se vaya a molestar, yo estoy respondiendo a un ataque de este señor, que anda por el mundo diciendo que soy un peligro para América Latina, y que un día en Caracas, me visitó, ustedes saben que es José Maria Aznar, yo ayer lo dije y lo repito, ese señor es un fascista”.



Fidel Castro, sorprendido, ha definido la situación en términos de Waterloo Ideológico, pero la precisión viene en la parte subrayada:

parecía irreal" y afirma que "nunca había tenido lugar un diálogo parecido entre Jefes de Estado y de Gobierno, que en casi su totalidad representaban países saqueados durante siglos por el coloniaje y el imperialismo". Dice que "el pueblo venezolano, que debe responder sí o no el próximo 2 de diciembre, se estremeció al vivir de nuevo los días gloriosos de Bolívar" y que "las traiciones y los golpes bajos que recibe diariamente nuestro entrañable hermano, no harán cambiar ese sentimiento de su pueblo bolivariano".



El amigo de Chávez debería hacerle caso a Aznar y llamar a consultas al embajador, porque un presidente de gobierno español no puede consentir en ninguna circunstancia que un dictador encubierto utilice las instituciones españolas para hacerse una campaña de propaganda buscando su perpetuación política, como claramente advierte Fidel Castro.

El problema es que ante alguien tan verdulero como Chávez, uno no puede quedarse tranquilo, sobretodo si hay algunos asuntos pendientes como el tema de la participación de ETA en los gobiernos del “demócrata” venezolano, la venta de armas, la relación intermediada con los amigos de la Alianza de Civilizaciones, o quizás, quizás, toda la información sobre los negocios que gente del PSOE estableció en su día con algunos gobiernos venezolanos en la época en que los Cisneros hacían el agosto en España y algunos prohombres del PSOE en Venezuela. Habrá tanto que callar, que tal vez sea mejor no marear la perdiz. Chávez es capaz de contarlo todo en un arrebato. Es lo que tiene quitarle el bozal a los perros ladradores (y no se sabe si mordedores)

Zapatero, debería llamar a consulta al embajador de Venezuela, hasta los marroquíes saben hacerlo, no pasa nada, hombre; hay que estar a la altura cuando las circunstancias lo requieran. No hacerlo dejará sobre el presidente español numerosas sospechas, y hacerlo supondría dejar las cosas en su sitio, por una vez

Zapatero, ¿por qué te callas?




Erasmo de Salinas

1 comentario:

Gul Pah Go dijo...

El Rey interrumpió a Zapatero, que estaba hablando, y ahora los empresarios españoles a pagar el pato. (Escuchado hoy a dos ejecutivos cuarentones en el centro de Barcelona).

Por eso se calla el señor Rodriguez mientras habla el diputado Garrido.
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/15/espana/1195097477.html?a=ec9044ef44bb19edf923daddc3d9108b&t=1195127050

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...