desde 2.006 en Internet

sábado, 11 de agosto de 2007

El esplendor de la sonrisa




Dicen algunos avezados analistas que los partidos políticos han caducado, porque los ciudadanos de a pie han descubierto que aquellos por los que votan están más interesados en resolver su propio porvenir y el de los miembros de su organización, que el presente y el futuro de la comunidad que representan. Aunque este fenómeno no se circunscribe exclusivamente a España, aquí destaca más, tal vez por la historia abierta permanente en la que se desarrolla nuestra democracia desde 1975.

El problema más importante de la política española es precisamente el de la representación, cuando se pregunta a los ciudadanos si se consideran bien representados por los políticos a los que votan, la mayoría dice que no. Y cuando se les pregunta por qué votan a quienes votan, entonces dicen que prefieren elegir a los menos malos entre los que se presentan. Esto también ocurre, aunque en menor grado, en otros países

En las elecciones que se celebran en nuestro país, no triunfan los mejores, ganan los no-peores. ¿Y que es lo que consideran los ciudadanos que hace a un político peor?. Pues en realidad, lo que haría peor a cualquiera de sus vecinos, que sea un pedante, un impresentable, o un cascarrabias; que todo el día estuviera dando la brasa con sus problemas particulares, o que no fuera responsable a la hora de compartir los recibos de la comunidad.

El grave problema de esta actitud, es que precisamente lo que se consigue de esta forma es que los dirigentes sean los menos conflictivos, los más amables, los menos hostiles, y los más apacibles, al menos en la expresión de sus ideas ante el colectivo.

Asi, votar, elegir representantes políticos, se ha convertido en un proceso de marca, intervenido por la propaganda, y apto para el consumo. No se vota por lo mejor, se vota por lo menos malo, y el criterio para discernir entre bueno y malo en la política, no es la ideología, ni mucho menos la capacidad de gestión, sino la actitud del líder (no la aptitud).

Los valores que impregnan los carteles políticos actuales, quedan expuestos por las cosas que se dicen de los políticos, por ejemplo en el caso de Rodríguez Zapatero, se dicen cosas como estas: “ese señor es como nosotros, no se le sube el poder a la cabeza”, “hace política como el churrero churros, de forma natural”, “¿verdad que es majo?”, “nadie puede hablar mal de él, es una buena persona”, “tiene buenas intenciones, pero mala fortuna”, “es un líder próximo a los ciudadanos”, “al menos sonríe, no como el cara palo de Rajoy”, “ha sido capaz de que en este país los nacionalismos se queden callados”, “es un hombre de palabra, dijo que nos iríamos de Irak, y salimos de aquel avispero de forma inmediata”. Y ahí concluyen los análisis.

Es cierto que Rajoy no es simpático, pero por lo que se dice de él, está dotado de una fina ironía gallega que nunca ha sido capaz de transmitir mediáticamente, también es más serio, y da más el perfil de un director de sucursal de banco, que la del futuro presidente de un gobierno.

La intención hipnotizada

Pero hay que tener en cuenta de que esta es la imagen que nos llega a los ciudadanos, que posiblemente tenga que ver muy poco con la realidad de los personajes, y si mucho con las campañas propagandísticas que organizan sus partidarios, y en ésta historia, los del PP van necesitando cambio desde que Aznar se fue del gobierno, a ver si ahora con el impacto de Juan Costa, un hombre inteligente, mejora la cosa, que va haciendo falta.

El problema es que no votamos por lo que pueden hacer los líderes políticos, ni en su partido, ni en el país, sino por lo que nos parece que pueden hacer, y por lo que nos dicen que pueden hacer. No votamos por los hechos reales, votamos por nuestra imaginación. Nos dejamos hipnotizar sin mostrar la mínima resistencia al engaño, nos dejamos secuestrar la intención discretamente.

¿Y por qué actuamos así?, pues porque los españoles preferimos seguir siendo representados que decidirnos de una vez a participar activamente en la política, y preferimos criticar a los demás, antes que dar la oportunidad a otros de que nos critiquen.

Por eso en nuestro país estamos aún muy lejos de alcanzar la organización social suficiente para cambiar el curso de las cosas, aunque cada día acudimos menos a votar y nos quejamos más de todo. Pero pasar a la acción, nos sigue dando mucho miedo o fatiga.

La conclusión es que en este país siempre dejamos las cosas a la inercia, para luego arrepentirnos de forma furibunda, y manifestar nuestra crítica rabiosa a todo lo existente, exactamente hasta donde llegan las palabras, y comienzan los hechos.

Este es el terreno propicio para que triunfen los héroes sonrientes, esos que parecen amigos de todos, unos buenos hijos, unos buenos esposos, unos buenos padres, y unos buenos compañeros de trabajo.

Votamos por lo que parece ser, no por lo que realmente es, he ahí el auténtico problema de la política española, que al final votamos por nosotros mismos, o mejor dicho, por como nos gustaría que nos vieran los demás, se vota por Zapatero por que a la gente le gustaría parecerse más al líder del PSOE, que al hierático presidente del PP, que uno mienta y otro diga la verdad sobre lo que ocurre, que uno tenga una ideología realista y otro una fantasía inalcanzable, importa mucho menos.

Las ideologías, tal como las conocemos, también parecen estar al borde de la caducidad por falta de representación normalizada en los partidos políticos.

Es la hora de los héroes sonrientes, por eso más que ideólogos, expertos en gestión, o creadores de futuro, lo que hoy más se necesita en la política española son buenos dentistas, a cualquier precio, el dinero es lo de menos para los políticos españoles, exactamente al contrario de lo que ocurre con los ciudadanos españoles.

Sin embargo, nuestra democracia ya no es adolescente y deberíamos plantearnos si la sonrisa que algunos los políticos nos regalan de forma tan generosa, es genuina y natural, o es simplemente reactiva, y lo que hacen en realidad es reírse de nosotros en nuestras propias narices.

Dicen que al final el que rie el último, rie mejor, pero mientras Rodríguez Zapatero sigue sonriendo sin reparo alguno, cada vez más españoles vamos dejando de sonreir, sonreimos menos, y algunos, casi están a punto de llorar, y no de risa, precisamente.


Biante de Priena

11 comentarios:

Luis del Trino dijo...

Esa apatía de la que hablas en la población se nota en todo. Aquí la gente traga con lo que sea. Lo hemos visto en Ciudadanos, que en teoría congregaría a los más descontentos.

Un puñado de críticos, con las ideas claras, se ha ido, mientras que la mayoría se aferra a la supuesta amabilidad de líder, aunque por debajo esté el mismísimo satanás, lo que cuenta es la sonrisa.

Una verdadera lástima. Pero ojo, que esto ha sido un germen, y muchos de los que se han ido ya se están moviendo. A veces el pez chico se come al grande, como David venció a Goliat.

Aquí el que da un paso al frente triunfa, aunque lo critiquen. Triunfa en los programas del corazón, en los chanchullos inmobiliarios o en la política. En lo que sea.

Este es un país onanista. Perseguimos nuestro propio placer, y nos importa un comino el bien del otro, aunque sea nuestro vecino de al lado.

De todas formas, también existe una cierta solidaridad en la gente. Las masivas donaciones de órganos son un ejemplo.

Un discurso del bien no está reñido con un discurso sobre la realidad. Pero no sirve de nada si se obvia ésta. Igual que una fría disección de la realidad no tiene razón de ser si no se utiliza para mejorar lo que haga falta.

Mucho queda por avanzar, y los malos se han hecho con el timón, ante la pasividad del resto. Estamos demasiado cerca del anterior régimen y planea el fantasma de conflicto si se alza la voz.

Lógica social, dijo...

No es cierto que en C`s se haya tragado, todo lo contrario, se han ido los protestones y se han quedado, de momento, los paniaguados o los ingenuos.

Entre no tragar y montar un pollo, hay un espacio de tiempo que se rellenará paulatinamente.

Tampoco es cierto que la gente en general trague. Toda operación montada por nacionalistas y Monclovinos, no prospera, no cuaja, no funciona precisamente porque la gente no traga.

Estatutos, cero patatero, Navarra, ni rosquen yu, conversaciones con ETA, stop y así sucesivamente.

No hay en ninguna parte del mundo o la historia, que ante un régimen despótico sobrevenido, al otro día se levante la sociedad; así como la lluvia precisa de unas premisas, así en España procederán los ingredientes y requisitos para la conclusión de una proceso de rebelión masivo.

Cada cosa tiene su porqué y cómo; en nuestro país se dará oportunamente y falta muy poco. nada.

Anónimo dijo...

Pues por mucho trinar,no se acierta cada día.

Ni se han quedado todos los malos dentro, ni han salido todos los buenos fuera.

Si dentro hay mierdas,pues afuera hay cacas.

Y vaya zurullos que han salido, algunos descomunales, realmente ahora el partido va más ligero de excrementos políticos, el problema es que dentro se han quedado mierdas varias. La solución es hacer un partido solo de mierdas, los de dentro y los de fuera y el resto estaríamos mejor.

Podría llamarse Merdas pestosas dolientes. Vamos el partido:

MePeDo

Capitán Comandante dijo...

El anónimo anterior dice cosas de jesuitas con un nivel de educación bastante lamentable, es de los que se han quedado, sin lugar a dudas.

Pero el tema de C`s ya ha quedado demostrado ante la opinión pública que los mafiosos de la dirección dieron un golpe de estado interior al no cumplir con los compromisos adquiridos por todos los que nos acercamos al llamamiento.

Lo demás, es nanas para dormidos, lamento de indeseables y gente sin principios de ningún tipo.

Anónimo dijo...

Y tú capitan araña, de los que han salido afuera, pero quieren seguir chupando mando de capitan.

Criticas a los que se han quedado dentro y de la poca dignidad.ja,ja,ja.

No se que hablas de un llamamiento incumplido y de no se qué más memeces,pero resulta que todos los que os habéis ido y teníais ganas de mando os reunisteis con Rivera para ver como repartiros el pastel de la ejecutiva.
Todos juntitos y jugando a políticos. Pero os salió mal la jugada y a comer barro so zurullos...

Y ahora os dais golpes de pecho diciendo que sois mejores que los que se han quedado dentro.

Pobre Carlos no sabe lo que se le viene encima,pronto va a oler la peste a zuruyo y se dará cuenta de que la mierda siempre huele a mierda aunque la vistan de dignidad...ja,ja,ja.

Ponte colonia Capitan que te huele el sobaquilluuu.....

Anónimo dijo...

Ah!

Y se llama golpe de timón y no golpe de estado...So inculto

Comandante en la reserva, dijo...

El "so inculto" tiene el atrevimiento del ignorante. "Los que han salido afuera" denota una formación escasa y mal aprovechada, una desgracia como cualquier otra.

Pensará que se puede salir "adentro".
Estos son los tipos que manejan los AR, carne de cañón sin educar.

Anónimo dijo...

Comandante en la ReMerda,

¿Pensará el anónimo que lo de "salir adentro" es un Oximoron?

¿Pensará el comandante de la ReMerda que "salir afuera" es un Pleonasmo o perisología?

Escritores como Pérez-Reverte o Cervantes Saavedra lo han utilizado, pero relájate hombre que para hablar coloquialmente de zurullos y de mierdas no hay controversia, no seas tan mirado.

¿Te preocupa mucho lo de los Jesuitas?. A ver si era verdad que era el partido de los Pijos.

Anónimo dijo...

Vaya,vaya, vaya,

Han aparecido por orden el capitán y el comandante.

¿Para cuándo la del Teniente Coronel?

¿Dónde?

Red Liberal
http://www.redliberal.com/2007/05/12/

o en,

Red Tercera Via
www.foro.ws/Redterceravia

Anónimo dijo...

Ejemplo de concordia para un reencuentro anunciado...



Fecha: Sun, 5 Aug 2007 22:04:51
De: BabuchadelaLaguna@*****.es

Asunto: Mide bien tus palabras

Para: Vxxxxxxxxx@******.es
Mxxxxxxx, no te admito ese lenguaje, al que por otra parte nos tienes acostumbrados. Si nos vuelves a llamar gentuza, y me siento aludido a título personal, ya que yo formaba parte de la candidatura, te voy a demandar por calumnias en un foro público, ya ves que aunque ya no este ya en el partido, todavía estoy informado de lo que allí pasa.
Deberías medir mejor lo que escribes, ya que eso queda ahí y no se lo lleva el viento, y lo digo en aras a que a lo mejor o a lo peor, quien sabe, nos volvemos a ver en el futuro, en un nuevo intento de echar abajo el régimen nacionalista, y como nunca se sabe, siempre va bien guardar las formas, quedas advertida de las consecuencias que podría tener otra alusión despectiva o insultante hacia mi persona individual o formando parte de la candidatura. Añado que por lo visto, te falla la memoria en cuanto a lo que has visto durante todo este tiemp estando en la banda de Axxxxx, porque si lo que te gusta es insultar, creo recordando detalles que has vivido y conocido, encontrarás mucha gente en el partido, en el actual consejo general y sobre todo en la actual directiva con méritos muy superiores a los míos o a los de la candidatura Rxxxxxxxxxxx Dxxxxxxxxxxx para recibir tus insultos.
Babucha de la laguna
Ex-Comité .....
Ex-Consejero .....
Ex-Candidato por...
Ex-militante
Inscrito en plataforma PRO
Futuro miembro del nuevo partido que se creará este otoño y en el que puede ser que volvamos a ser compañeros y por el bien de la convivencia en el mismo, algunos tendreis que tener la boca más calladita

Anita Delegado dijo...

Me había gustado la idea de ciudadanos e incluso pensaba en él como una alternativa a toda la basura que nos rodea y hasta le había puesto aroma a "Alvarez Gomez", pero lo anteriormente leido vuelve a traerme aromas que apestan. Concluyo que quienes escriben han estado o siguen dentro de ciudadanos y nos ofrecen el mismo espectáculo que el resto de partidos y sinceramente, apesta. Aire fresco, por favor

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...