desde 2.006 en Internet

lunes, 26 de mayo de 2014

La casta se desmorona



Trataré de hacer un análisis político de lo que ha ocurrido, que sin duda es un magnífico resultado de la democracia. España hoy está mucho mejor que ayer, a pesar de los lamentos de los agoreros que temen que lo que venga, vaya a apartarles de lo que usurpan. Es que la izquierda-derecha apoltronada de este país es muy ruidosa y cansina

Las cuestiones más relevantes de estas elecciones han sido las siguientes:
1)    La abstención ha triunfado y es mayoritaria en este país, también han crecido el número de votos en blanco y nulos. Esto quiere decir que “el resultado final” que estamos viendo, es una perspectiva deformada de la auténtica realidad, porque los absentistas han aprovechado esta ocasión para retirarse de las urnas y dejar que los rentistas se quemen en la hoguera de las vanidades que se han montado. 
2)    Dicho lo anterior, más importante que lo que se ve es lo que no se ve, es decir, que votarían los que se han ausentado de las urnas, está claro que no votarían por los que han salido, porque entonces hubieran acudido a votar. Los que están no pillan ni un voto más entre los que se han quedado en casa, es bueno recordarlo, antes de que pensemos de que este país se va a convertir en la Venezuela europea 
3)    Lo más relevante de estas elecciones, sin duda alguna, ha sido la debacle de los grandes partidos que han detentado el poder en los años de democracia que llevamos. El PSOE y el PP, en su conjunto, han perdido más de cinco millones de votos, la mitad cada uno, un 40 % de sus apoyos electorales, y sin duda son los grandes derrotados de estas elecciones, porque entre ambos, por primera vez en la historia reciente de la democracia, no llegan a ser mayoría.

4)    La extrema izquierda ha sido sin duda la gran triunfadora de estas elecciones, con sus versiones estatales o nacionalistas, la suma de todas ellas supera al PP y al PSOE en sus resultados. Sin embargo, su triunfo está envenenado, porque no está cohesionado en una sola candidatura, IU y PODEMOS se van a destrozar en los próximos meses en su lucha por el poder, salvo que lleguen a algún acuerdo, algo que parece imposible, entre lo que muere y lo que nace. A su vez, ambas entrarán en pugna con las versiones nacionalistas de Bildu y ERC, así que la madre de todas las batallas en la extrema izquierda está servida, al final se destrozarán, porque serán incapaces de seguir las enseñanzas de Trotsky: “caminar separados y golpear juntos”. 
5)    La izquierda camuflada, sucesora del PSOE sin sus veleidades nacionalistas, también está abocada al conflicto, el triunfo de UPyD y de Ciudadanos, augura una hecatombe en la izquierda no nacionalista de este país, entre el modelo de izquierda no nacionalista de Ciudadanos y el federalista de UPyD. Tampoco serán capaces de llegar a ningún acuerdo, porque el divismo de sus dirigentes lo impedirá, así que también están condenados a destrozarse. 
6)    El nacionalismo entrará en la época política más conflictiva de su historia, por lo pronto la independencia de Cataluña se acabó, al igual que las aspiraciones secesionistas del PNV. La cosa se pone fea, el conflicto de la casta nacionalista del PNV y CIU, ya no es contra España, sino contra Bildu y ERC, que pueden desbancarlos del poder, y hacerlo para siempre, algo que les tiene realmente asustados. 
7)    Las opciones que defienden una España desde el poder y no desde la libertad, es decir, sin establecer la libertad como objetivo prioritario, que han sido VOX y FORO, se han derrumbado más que ninguna otra en estas elecciones. Vox no ha obtenido representación y Foro, prácticamente ha desaparecido.
8)    Auguro, por tanto, una alianza de facto entre todos los partidos que conforman la casta vieja en este país, contra las castas emergentes. No sería extraña una gran coalición formada por el PP, PSOE, CIU, PNV e incluso IU, para defenderse del asedio a que el poder está siendo sometido.

Pero que a nadie se le olvide una cosa, la mayoría de los españoles no hemos acudido a votar en estas elecciones, porque nada de lo que había nos convencía, algunos han votado por opciones extremas con el ánimo de tocar las narices a los que llevan viviendo 40 años de los demás sin rendir cuentas a nadie de sus delitos, pero la mayoría de los españoles es, precisamente, mucho más moderada que el resultado que se ha reflejado en las urnas. Esa mayoría silenciada, que no silenciosa, quiere un cambio en la relación entre políticos y ciudadanos en la representación, y como es mayoría, lo acabará logrando.

Sin duda, en unas elecciones generales, autonómicas, o locales, los resultados habrían sido seguramente distintos. La foto finish de estas elecciones es un aviso para navegantes, posiblemente justa, y relacionada directamente con la ausencia de democracia en los partidos políticos españoles. La mayoría de los españoles, demócratas, en esta ocasión han decidido no acudir a las urnas, para no seguir sosteniendo a unos usurpadores o cambiar los collares de los que mandan. Vienen nuevos tiempos en la política española, que sean buenos o malos, depende de la cerrazón y soberbia de los que han detentado el poder hasta ahora.


Enrique Suárez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

...y diremos como Pétain en Verdun:

"Nous avons la volonté de vaincre et nous vaincrons"

Acabaremos con el secuestro de la democracia

Mortal Contribuyente dijo...

Vamos de facto al nuevo Frente Popular, la salida será el 9 de noviembre cuando Mas convoque su consulta, la calle ardera, y habrá que convocar elecciones anticipadas, en las que saldrá ganando una coalición de izquierdas, claro que ya han dicho que por interés general sería conveniente una coalición ppsoe oficial, saben que si gana la izquierda pedirán responsabilidades penales a todos

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...