desde 2.006 en Internet

lunes, 11 de agosto de 2008

Comienza el juicio a los políticos españoles

Un Estado de Derecho no puede distinguir entre ciudadanos y políticos, no debe hacerlo bajo peligro de perder su legitimación. En España hay muchos políticos que no están cumpliendo con la labor para la que fueron elegidos en las urnas, más bien se han aprovechado de su elección democrática para ir contra los intereses comunes de los ciudadanos, contra la Constitución y contra la Nación española.

Esa forma de actuar sólo tiene un nombre: TRAICIÓN. Es traición a España y los españoles vulnerar los derechos fundamentales plasmados en la Constitución, es traición ejercer políticas que se sabe que rompen la igualdad de los españoles, que atentan contra su libertad para expresarse o recibir educación en su idioma. La traición es un delito tipificado en nuestra Constitución y por lo tanto sujeto a las reglas del Estado de Derecho.

Un gobierno corrupto se puede reconocer porque en vez de buscar el interés general, la protección de los ciudadanos de los crímenes políticos, omite su intervención, o impide que la justicia intervenga. La oposición a ese gobierno que no hace nada, también es copartícipe del delito.

Los diputados y senadores españoles deben rendir cuentas ante los ciudadanos, su mandato no es ilimitado, debe estar ceñido a la Constitución, si vulnera la Constitución entonces han perdido su legitimidad.

En estos momentos se está presentando una batalla entre la nación española y el Estado español, porque al Presidente del Gobierno se le ha ocurrido la feliz idea de enfrentarlos para lograr sus objetivos de perpetuación electoral apoyado por los nacionalistas, enemigos de la Nación española que cobran del Estado. La oposición literalmente no existe.

Los ciudadanos, en estas circunstancias y respetando las reglas del juego democrático debemos pasar a la acción, exigiendo que se juzgue a la mayoría de los políticos que nos representan por los delitos que han cometido, no por el libre ejercicio de la política, sino por el uso de sus atribuciones para agredir, lesionar y escatimar el Estado de Derecho a los ciudadanos.

Es hora de que se juzgue a los políticos, comienza la etapa de instrucción, de reunión de pruebas, de artículos de la Constitución que se han vulnerado.

ES HORA DE QUE LOS POLITICOS RINDAN CUENTAS ANTE LOS CIUDADANOS, por maltratarnos desde el Estado, por favorecer a nuestros enemigos, por ciscarse en la Constitución, por no representar los intereses generales de los españoles, sino los particulares que resultan afines a sus propósitos, aunque sean perjudicándonos a todos.

No se puede juzgar a un ciudadano por no pagar sus impuestos, y permitir que un político no rinda cuentas de lo que hace con ellos. Esto es una tomadura de pelo. Ante estas circunstancias quedan dos alternativas: el juicio de los políticos o la desobediencia civil. No hay más, si queremos seguir siendo lo que somos, ciudadanos de un Estado democrático y de una Nación libre.

Erasmo de Salinas

13 comentarios:

Andrés Álvarez dijo...

Bastante acertado el artículo. Los americanos tienen un proceso público denominado "impeachment", mediante el cual procesan y juzgan a los funcionarios públicos, entre ellos políticos. La idea es básicamente esa, partiendo de la cual nos podemos legitimar a juzgar a nuestros gobernantes, algo muy producente para acabar con las traiciones, la corrupción, el separatismo y demás cánceres de España...¿Juan Carlos y Zapatero en ante un tribunal? Quien lo viera...

Saludos liberales.

Anónimo dijo...

¡Coño! este blog va cogiendo color.

Ciudadano en la Red dijo...

andrés álvarez,

En España también tenemos un "impeachment", pero muy desconocido por la mayoría de la gente

CE 1978

Artículo 102
1. La responsabilidad criminal del Presidente y los demás miembros del Gobierno será exigible, en su caso, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

2. Si la acusación fuere por traición o por cualquier delito contra la seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones, sólo podrá ser planteada por iniciativa de la cuarta parte de los miembros del Congreso, y con aprobación de la mayoría absoluta del mismo.

3. La prerrogativa real de gracia no será aplicable a ninguno de los supuestos del presente artículo.

Artículo 103
1. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.

2. Los órganos de la Administración del Estado son creados, regidos y coordinados de acuerdo con la ley.

3. La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su derecho a sindicación, el sistema de incompatibilidades y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.

----

Los delitos están sobre la mesa, su grado que se dictamine jurídicamente (no confío en la política en el asunto).

Fíjense en los términos "sirve" "objetividad" e "intereses generales" del artículo 103,

¿Es hora de denunciar a la Generalitat de Catalunya por defender intereses particulares y anticonstitucionales en la persecución de lo español, o al Gobierno de Euskadi por permitir el apoyo a ETA en la instituciones, o al PSOE por gobernar y permitirlo?

Van a llover sentencias y condenas...

Saludos Liberales

Erasmo

Andrés Álvarez dijo...

Bueno, no exactamente. Conocía el artículo 102 de la CE y la triple responsabilidad civil, penal y contencioso-administrativa de los funcionarios civiles recogida en la L7/2007, pero hay que decir que en USA el impeachment es una atribución del Senado, mientras que como muy bien ilustras, en esta España es de los Tribunales. Es curioso que sea un órgano legislativo, elegido por la ciudadanía, el que juzgue en vez de que esa potestad recaiga en un tribunal. En la España del XIX, el Senado tenía atribuida esa potestad jurisdiccional en el procesamiento y juicio de políticos y funcionarios. Además, luego está la irresponsabilidad del jefe del Estado, algo que no tiene ni punto de comparación con la forma de proceder que siguen en América.

Sobre la parte final de tu comentario, creo de veras que es poco probable que se admitan denuncias o se procesen a tales cargos públicos con la politizada Justicia que tenemos. Son varios los casos que demuestran que la larga y horrible mano de la partitocracia a llegado a manipular el funcionamiento de la Justicia. Simplemente mírese al TC...

Anónimo dijo...

Sin lugar a dudas ese juicio o juicios excistirá/n en nuestra historia. Pero para que él o ellos, como para tantas otras cosas, puedan producirse, los ciudadanos tienen que hacer cristalizar sus intereses en una o unas fuerzas políticas, INEXISTENTES hasta ahora.

De tal forma, que esa o esas soluciones ABSTRACTAS sólo se pueden materializar cuando EXISTA la FUERZA concreta que las lleve a cabo. En esas estasmo y todo se andará.

Cualquier solución que se escoja o que esté en textos de cualquier índole, sin disponer de un vehículo que la lleve a cabo, queda relegada al mundo de los sueños.

Anónimo dijo...

El delirio que la codicia hace brotar en los neocaciques españoles, les corroe el alma con odio y les absorbe las menigues de la razón. Pretender que en las Vascongadas, en Cataluña, en Galicia… se erradique la lengua castellana, decisión asumida por ellos como si eso fuese posible, no es más que el empeño de unos suicidas dispuestos a morir con las botas puestas. No tanto –que también- porque la gente no lo aceptará de buen grado dado que una lengua es el producto de un devenir civilizatorio algunas veces milenario, sino por lo que es más importante: porque no se puede ir contra la vida, ni social ni política ni histórica ni lingüística, aún sacando todas las leyes del mundo.


Esa evidencia archidemostrada por la humanidad, constituye un símil en el delirio político de los neonazis nacionales, pues pretenden hacer lo mismo que con la lengua con muchos otros aspectos de la vida colectiva. El sueño que estos despotillas reunidos en la Casta Política proyectan sobre la realidad española a través de sus neoleyes, neoderechos, políticas o actuaciones prácticas, trata de conseguir una masa de borregos con millones de personas en la España de hoy día, cuando la Nación ha llegado a su cumbre de desarrollo cuando menos en lo que a cuestiones materiales y de bienestar social se refiere.

La conclusión que arroja una fórmula tal, no puede escapar a nadie con cabeza que es imposible incluso metafísicamente. Pero dado que los conductos “habituales” de solución para este tipo de conflictos conocidos por experiencias anteriores, como es la democracia, las elecciones, las alternativas políticas oficiales…están ausentes del panorama, dejan abiertas de par en par las puertas de los disturbios sociales como primer paso a una revolución, que no es más que el recambio adecuado de lo que no políticamente no funciona en una sociedad dada.

Y en esa tesitura, intervienen esquemas, razones, argumentos, leyes, procesos o soluciones fuera de todo concurso “habitual”y particularmente del cotidiano “sentido común”, todos ellos excepcionales como excepcional es el momento, raros como infrecuente nuestro caso, extraños por inhabituales. De hecho, si miramos atrás veremos que portamos un tiempo en este plan: lo que antes era locura ahora es realidad palpable, lo que parecía imposible se hay quedado atrás por viejo, lo que se anunciaba como quimera es hoy es una evidencia. Y así seguirá todo en lo sucesivo, sólo que como dicen por el Sur, “un poco más cargao de bombo”.

EPI dijo...

Y digo eu, antes de aplicar el artículo 102 habrá que regenerar e independizar la Justicia. Esa labor ¿Quién la va hacer,los partidos políticos actuales? NO.¿La sociedad civil? SÍ, pero ¿Cómo,con el partido único actual(PP+P$O€)?¿De la ley a la ley? je,je,je.

Será la coordinación de las juntas de defensa nacional, si es que se logran formar, remedando los acontecimientos del 1.808; cambiando afrancesados por casta política.

Si alguien ve otra perspectiva, que no se corte.

Ciudadano en la Red dijo...

Pues llegada la ocasión no estaría mal -ES UNA IDEA- realizar un JUICIO PÚBLICO DE LOS POLÍTICOS EN INTERNET, como ensayo general para ver como están las cosas.

Las acusaciones son...
y que el mundo se exprese por libre. Pasamos del Consejo de los quinientos al consejo de los 5.000, de forma anónima o con inscripción con datos reales constrastados que se mantendrán en el anonimato y caña al mono. Se abre la sesión y tira para adelante, estas son las pruebas...

La conclusión de su culpabilidad o inocencia por votación de los participantes.

¿Qué le parece D. Epi si comenzamos por el 11-M?.

Saludos Liberales

Erasmo

Ciudadano en la Red dijo...

Al menos sería divertido, cosas más extrañas se han visto en la televisión..., pues viva el espectáculo, le aseguro D. Epi que más audiencia que un torneo internacional de mus...

Jejeje

Erasmo

Ciudadano en la Red dijo...

Quien tenga interés en votar la propuesta puede hacerlo aquí

M.c. dijo...

Gran parte de la población española ya es consciente de lo que tiene por gobernantes: UNA BANDA DE LADRONES. Pero aún se incrementará mucho el número y la hondura de la conciencia. Y desde ahora en adelante mucho más rápido que hasta la fecha porque habrá un salto cualitativo en el conocimiento de lo que ocurre.

Esa parte de la fase va rápida, un año a lo sumo desde que se inicia, a punto de caramelo ya.

Anónimo dijo...

El Kalifato Karolingio Katalán, será el primero en ser fusilado en público espectáculo.

¿voto sin urna publica red? dijo...

No se puede votar


Hay que registrarse y uno no está 'pa eso'

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...