desde 2.006 en Internet

miércoles, 14 de mayo de 2008

El muerto al hoyo


Un nuevo comunicado de condena no le devolverá la vida a Juan Manuel Piñuel Villalón, ni a su esposa el marido, ni a sus padres el hijo, ni a su hijo el padre, ni a sus amigos su risa, ni a sus vecinos su amabilidad. Y a punto ha estado de arrebatarnos la insania de los asesinos etarras, otras cuatro vidas españolas, para colgar sus cabezas en la pared de las hazañas junto al árbol de Gernika. La muerte es una condición irreversible.

Como irreversible es el proceso de autodestrucción moral en nuestro país, de degradación permanente en los valores y los principios, de tolerancia a la barbarie y sumisión a los criminales asesinos de ETA.

He leído las declaraciones de Ibarretxe sobre el hartazgo de ETA, un poco más claras que de costumbre que no sobre su oposición diametral a los objetivos de los asesinos, la independencia de Euskadi, objetivo en el que coincide y converge con ellos.

He leído las declaraciones de Rosa Díez reclamando pactos de Estado al mismo aire que da en su cara, porque los partidos políticos que podrían hacerlos están mirando hacia sus propios ombligos. Recordando de paso que quien rompió los pactos existentes ha sido el PSOE para poder establecer un diálogo con los asesinos de ETA.

Dice Ibarretxe que la sociedad vasca está asqueada de tanta miseria, dirán Zapatero o El Rey que la sociedad española está asqueada de tanta miseria, y Rajoy no dirá nada, que para eso está de ejercicios espirituales para preparar la oposición del próximo congreso del PP.

Pues si señores y señoras, estamos hartos, pero no solo de ETA, también estamos hartos de todos nuestros representantes políticos, de la política miserable que ha permitido que ETA siga existiendo. Esa incapacidad de resolver el problema del terrorismo en España es el mejor ejemplo de la inutilidad que caracteriza a quienes rigen el destino de los españoles.

Una auténtica bazofia, ETA y vosotros, políticos mezquinos que buscareis buen restaurante camino del entierro del ciudadano, el guardia civil Juan Manuel Piñalón, y comentareis en la sobremesa los últimos rumores sobre la crisis del PP, mientras las lágrimas del hijo de Juan Manuel no dejarán de recorrer su rostro, y vosotros estareis tomando una copita que os facilite la digestión, entre risas y ambiciones.


Erasmo de Salinas

6 comentarios:

Anónimo dijo...

"El año que viene vamos a estar mejor"
dijo el nazi hace un año. ¿Siiiiiiiiii? ¡Menos mal que el trápala ZP nos avisó!

Lleva todo el año negociando con los asesinos y metiéndolos en las instituciones. Nazi, nazi, nazi.

tikis dijo...

Verguenza es lo que sentiría yo, si tuviera un cargo político.
Y si fuera la viuda, desde luego no entraba ninguno en el cementerio.

Anónimo dijo...

Es una impostura, un escarnio, un cinismo, una desvergüenza que hagan minutos de silencios y loas al muerto aquellos que lo han matado indirectamente negociando con los terroristas en vez de tenerlos en la cárcel.

Es justamente como actúan los siniestros nazis embaucadores de los menos conscientes entre la población española, a Dios rogando y con el mazo dando.

Anónimo dijo...

ERASMO,

· Lo podías haber dicho más alto, pero no más claro.

· ¿Qué harán ahora, según palabras de Luis María ANSON, "esas viejas rameras que hacen la calle por los pasillos del Congreso y a los todos llamamos políticos"?

·¿Lloriquear con lágrimas de cocodrilo, representar una nueva comedia de comunicados y minutos de silencio y asistir a manifestaciones para salir en la foto?

¿Cuándo pasarán de las "verba" y de los "gestitos" a los "facta" contundentes? Ya lo dejó escrito Françoise Sagan, "sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren las ventanas hacia el porvenir".

M. I. Cabezas

Blas el empalador dijo...

"El año que viene vamos a estar mejor"

A lo mejor es que el ^Zejas^ no se refería a España y a su sociedad, sino a él mismo y su camarilla. En cuyo caso dijo la verdad, ya que han revalidado mayoría, con aumento de escaños y la seguridad de que estafar a la gente es no ya gratis, sino premiado.

Anónimo dijo...

Los gritos de la rebelión.

En el funeral de hoy al G.C. asesinado, un número le ha dicho "has muerto por ser español".

Otro se ha desgañitado protestando ante sus jefes y le ha dicho que su sacrificio no será en balde.

Algún día reventará el grano y nos salpicará el relleno.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...