desde 2.006 en Internet

domingo, 11 de noviembre de 2007

El Maine fondea en Las Cortes

"Todos los políticos que conforman el parlamento español actual, están traicionando la constitución española de 1978, precisamente por no defender sus artículos que son nuestros derechos, y por lo tanto están subvirtiendo el orden establecido por los españoles en su día".


La nación española está a punto de cerrar un largo ciclo de su historia en lo que se refiere a la determinación de su auténtica identidad, porque los españoles nunca encajaron que su país fuera derrotado por el naciente imperio norteamericano y apartado de la primera división política internacional, con una estrategia urdida o aprovechada por los ancestros de la CIA.

El pueblo español se desentiende en 1898 de sus políticos, al igual que en 1812 les había concedido su confianza plena contra los intereses bastardos de los invasores franceses y sus seguidores españoles, afrancesados, entre los que destacaba el felón Fernando VII, que aún tardó varios años en rubricar la primera Constitución Española, bajo la presión civil del General Riego (que más tarde fue ejecutado por ello).

El 25 de enero 1898, sin invitación previa, el acorazado norteamericano Maine atracaba en el puerto de La Habana con la justificación de defender los intereses norteamericanos en la isla. El día 15 de febrero estallaba por los aires y 256 marines perdían la vida, mientras que los cien restantes de su tripulación disfrutaban de un baile en su homenaje, organizado por las autoridades españolas.

Una investigación llevada a cabo por el almirante de los Estados Unidos Hyman Rickover en 1975, tras examinar los restos recuperados en 1911, concluyó que no se observaban evidencias de una explosión externa. La causa más probable del hundimiento fue una explosión de polvo de carbón recogido en una carbonera imprudentemente localizada junto al polvorín de la nave.

Este incidente fue el motivo aducido por los norteamericanos para arrebatar a España sus colonias y a los españoles su orgullo nacional.

Tras más de un siglo de silencio del pueblo español, hoy lo que queda de España son las ruinas de una auténtica versión propia de la civilización occidental. La penitencia por la negligencia de los políticos españoles ha durado más de un siglo. El pueblo español se retiró de la política activa, tras contemplar como sus defensores eran capaces de ceder o malvender su identidad por un plato de lentejas. Los españoles abandonaron el protagonismo político que les corresponde por ley a la deriva de los intereses de sus representantes.

Los golpes de Estado de los espadones, las vicisitudes de la monarquía, la segunda República, la guerra civil, los cuarenta años de dictadura franquista, la transición democrática, solo son acontecimientos repetidos de una intención colectiva: recuperar la identidad maltrecha tras nuestra disolución como potencia mundial, en lo que se ha denominado como El Desastre Español de 1898, pero también responden a la búsqueda de nuestras propias raíces internas.

Aprovechando la derrota que sufrimos en el exterior y el vaciamiento identitario de nuestro pueblo, surgen en río revuelto de la política española de comienzos del siglo XX los primeros escarceos de los buitres nacionalistas, prestos a concluir con lo que quedaba de nuestra maltrecha nación.

Con el Tratado de París del 10 de diciembre de 1898, España es obligada a abdicar de su significado, de su sintaxis histórica, de su conciencia como pueblo, de su representación unificada, y de sí misma. España deja de ser patria, para diluirse en una nación amorfa, sin definición propia.

Y de lo que dejan los enemigos externos de nuestro país, se aprovechan aún los nacionalistas para despojar a los españoles de su auténtica identidad; lo que habían intentado previamente los afrancesados, los serviles, los absolutistas, buscando el adocenamiento de los españoles y el aplastamiento de su voluntad, se logra tras los sucesos del 98.

España entra en catatonía en 1898, en un estado de letargo que afortunadamente está a punto de concluir. Hasta aquí hemos llegado. Los españoles no podemos seguir cediendo soberanía, porque es lo único que queda de nuestra identidad.

Los acontecimientos se han disparado en un carnaval de negaciones, en los derechos constitucionales de los españoles, en los símbolos de nuestra nación, en la institución de la Corona, en las formas y los contenidos de la política, la economía y la sociedad. España se ha negado tanto que ahora sólo es posible que se afirme o que desaparezca.

Estamos obligados a elegir ahora, si no hacemos nada España dejará de existir como nación, porque ya no tendría ningún sentido llamar España a una colección de desigualdades y cautiverios de sus habitantes según los respectivos regímenes particulares que se establezcan a lo largo del territorio, en los estamentos económicos, o en los survivals sociales y políticos.

La soberanía de los españoles sobre nuestra nación que es España, no admite ulteriores fragmentaciones, porque la elasticidad de criterios no da más de sí. Sólo nos queda ser o no ser españoles.

Ante los acontecimientos recientes que se han sucedido, las próximas elecciones no pueden ser normales, ni normalizadas. Se abre un implícito periodo constituyente y el gobierno que salga de las urnas en los comicios de marzo tendrá sobre la mesa una sola alternativa, la de continuar siendo una nación fuertemente unida o la de transformarnos en un estado federal plurinacional.

Todos los políticos que conforman el parlamento español actual están traicionando la constitución española de 1978, precisamente por no defender sus artículos que son nuestros derechos, y por lo tanto están subvirtiendo el orden establecido por los españoles en su día.

Los ciudadanos estamos llamados a enfrentarnos contra los políticos que nos representan en la defensa de nuestra soberanía nacional, ha pasado un siglo desde que abdicamos en nuestra responsabilidad como pueblo, ha sido un largo periodo de reflexión, autocrítica y desencuentros, pero ahora estamos maduros para determinar nuestro destino.

El PSOE, el PP, IU, y todos los partidos nacionalistas, son el nuevo Maine, y han establecido un acuerdo no escrito para repartirse lo último que queda de España, la soberanía del pueblo español; por eso los ciudadanos españoles no podemos esperar ayuda de nuestros enemigos en la defensa de nuestros intereses, de la libertad, de la igualdad, de los derechos civiles plasmados en nuestra Constitución.

La soledad del monarca español defendiendo lo instituido frente a un fascista subnormal y sus disciplinados interlocutores, es un ejemplo claro de lo que queda de España. No podemos, ni debemos permitir que el Jefe del Estado español abandone la partida, porque los que perderemos seremos todos nosotros, los españoles.

La Corona es la representación del orden establecido en la Constitución, la Nación somos todos nosotros. El Rey de España, por fin, tras más un siglo de torpeza política, es también el Rey de los españoles, primus inter pares.

Que no se quede nadie sin saber en que punto de la historia estamos y lo que nos vamos a jugar en las próximas elecciones: la historia y el porvenir de nuestra nación, lo que hemos heredado y lo que hemos conseguido.

Todo, absolutamente todo lo que somos políticamente hablando, nuestra forma de ser y estar, la convivencia entre todos nosotros y nuestra presencia en el mundo, y algo trascendental, el país que queremos para nuestros hijos.



Biante de Priena

15 comentarios:

Anónimo dijo...

TOMA MEMORIA HISTORICA, CON DOS COJONES. BASTA YA DE TALANTES MISERABLES.

Anónimo dijo...

Si señor, así se habla. A ver si UPD se entera o lo deja, ya no más engaños.

Excelente crónica, reflexión y proclama.

Anónimo dijo...

celebro que se reconozca el papel cohesionador del rey. demasiadas veces ya se ha oido decir que es una figura sobrevenida, crítica que se cuenta entre las mas suaves en los ultimos tiempos.

lo que no soporto es ese tono paternalista, que le perdona al ciudadano su falta de protagonismo por catatonia, y ese mesianismo, que a la vez le grita que debe despertar ahora, porque ahora (¡o nunca!) es el momento.

es pura demagogia, tal como ya la vimos en los 20 en italia y en los 30 en alemania. es ahistorico, porque no toma en consideracion los diferentes condicionantes en sus diferentes epocas. y es inhumano, porque infiere una situacion de emergencia, supeditando los individuos a las ideas particulares del comentarista, sin darle tiempo al ciudadano de hacerse su propia idea; incluso despues de las proximas elecciones.

entiendo que en un estado de confusion se pueda recurrir a imagenens y quehaceres sencillos pero trasnochados. pero con esto no llegamos lejos. la manera con la que se hace uso aqui de la libertad de expresion recuerda demasiado a la republica de weimar.

emergencialismo y mesianismo, no gracias. dejemosle estas actitudes a carod.



tereso

Ciudadano en la Red dijo...

Ni partenalismo, ni mesianismo, así lo verá usted tereso, que tiene sensible el entendimiento.

El ciudadano es libre siempre de decidir, y es tontería escribirlo, siquiera recordarlo, porque cada ciudadano debe saberlo, aunque haya políticos muy interesados en que se les olvide.

No hay ahistoricismo, cuando precisamente se está hablando de historia; hay ahistoricismo en la interpretación sectaria e interesada de la memoria histórica, como tratamos de demostrar en una de nuestras secciones.

No es la opinión sobre los hechos, sino el hecho de las opiniones lo que se critica. No hay búsqueda de hipótesis de grandes hombres, sino de zeitgeist que determinan la realidad, desde un relativismo evidente.

Los ciudadanos españoles que en 1812 estaban al lado de los políticos que les representaban, en 1898 se desentendieron por completo de los políticos y sus políticas, no porque estos actuaran correctamentes, sino por todo lo contrario.

El español medio, para fortuna o desgracia, se niega a participar en las actividades sociales, precisamente por su cautela ante lo que se pueda hacer con su participación. Y cuando lo hace, habitualmente es por un extraordinario sentimiento de búsqueda de apoyo en el grupo, no por una decisión racional.

Eso es una lamentable actitud para tratar de resolver los problemas que nos afectan a todos los ciudadanos. Los políticos han auspiciado que así sea, creando exclusivamente apoyos sociales a sus planteamientos, otro tanto ha ocurrido con los sindicatos.

El despertar social o civl de los españoles está por llegar, en ese sentido y no en otro, debe hacerse la lectura del presente artículo.

No es una orden el paso a la acción, sino más bien una llamada desesperada ante una situación irreversible.

Léase el artículo que hoy escribe Rosa Díez, "La tercera España", y podrá darse cuenta de que hay muchos que pensamos de la misma forma, sin previamente habernos puesto de acuerdo.

Anónimo dijo...

hasta el antepenultimo parrafo no he tenido ninguna objecion significativa.

pero despues usted ya vuelve con la emergencia.

el despertar ciudadano es un fenomeno en constante desarrollo, y no es nada particular a la españa de hoy. es un proceso democratico historico, y tiene lugar por la misma esencia de la democracia como actitud en continuo desarrollo.

lo irreversible que pretende ver es lo que usted mismo esta ayudando a crear. simplificandolo: usted y otros ya no quieren desarrollo, quieren accion definitiva.

en esto nos diferenciamos. y la verdad es que yo no se si tengo muchos o pocos de mi lado.



tereso

Ciudadano en la Red dijo...

tereso, y usted no puede comprender que todos los seres humanos no nos encontramos en el mismo grado de percepción, ni disponemos del mismo criterio, y que por mucho que se empeñe esto va a seguir ocurriendo porque forma parte de la libertad de cada uno.

Se lo dije en otra ocasión en relación al tema del cambio climático, que usted no vea o no capte algo, al igual que puede ocurrirme a mí o a cualquiera, no quiere decir que no exista.

Quiero comprender, en último término, que usted no está en desacuerdo con lo que se dice, sino con el momento en que se dice, que hay que dejar despertar al prójimo a su ritmo, y que eso es respetar su libertad.

Mire señor mio, eso es más propio de motivacions hinduistas próximas a la metempsicosis, que a lo que está ocurriendo aquí y ahora, en este país.

Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

¿esta usted consciente de que su primer parrafo contradice al ultimo, pero no me contradice a mi?

a cada uno su libertad. y no le metamos prisa donde no cabe.

esto, en vez de hinduista, es democratico.


con muchos saluditos de
tereso, ciudadano

Ciudadano en la Red dijo...

tereso lo suyo no creo que se arregle con el desarrollo sostenible, necesita un ligero empujoncito hacia la realidad, para abandonar el estado de onanismo mental en el que se encuentra.

Le haré una demostración, en cada uno de los actos que ha tenido en este blog, indefectiblemente se acaba determinando (por usted, por supuesto) que el ciudadano caperucita está siendo amenazado por el hóstil y depravado lobo que todos llevamos dentro.

Y no es así, tereso, lo que pasa que usted es un pelma, que a lo único que se dedica es a criticar todo lo que se dice en este blog, si no es por forma es por contenidos, y eso está bien, con cierta moderación, porque al final lo que termina ocurriendo es que la gente que no piensa como usted cree que les está tomando el pelo, y termina usted de sparring del anónimo correspondiente, para luego quejarse de que le han maltratado por expresar libremente su opinión.

¿Sabe cuantos post llevamos hablando sobre SU EXCELENCIA y sus dificultades de asentamiento en TERRITORIO DE TODOS?

Insisto, que tenga una buena tarde.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

ya, soy un inadaptado.

con esto hemos hecho un paso adelante. ya no soy dogmatico.

bien, si ha comprendido este extremo, quizas lleguemos en algun momento a aquella linda situacion en la que puedo libremente, sin insultos, e invirtiendo algun tiempo, criticar lo que dice usted.

como ha podido comprobar, no lo hago por las bravas. hubo una vez que le insisti en que el periodista criticado era una periodista, y que su critica fallaba el tiro por todos los lados.

¿me puede decir si la critica le ha movido a una rectificacion interna?

porque de una rectifiacion expresa estamos aun lejos.

no se extrañe, pues, de que critique yo lo criticable.

me parece que es la critica a la que usted se dedica aqui. esto es sano. no espere de mi lo insano.



tereso

Ciudadano en la Red dijo...

Es de buena educación bloguera, utilizar los comentarios de un texto para aportar, criticar, ampliar o reducir lo que se dice en el mismo.

Llevamos esta tarde 16 comentarios hablando sobre su sensibilidad herida
en el pasado, en el presente, y posiblemente, para toda la eternidad.

La cordialidad no está reñida con la pertinencia, simplemente reflexione tereso, sobre el mal uso que usted hace de un espacio común, aunque sea virtual.

No hemos venido aquí a hablar de lo que usted siente o deja de sentir, sino de otras cosas.

Con esto doy por concluida la cuestión, y si en alguna ocasión usted se siente ofendido, molesto, vilipendiado, incomprendido, maltratado, o insultado, creáme que lo lamento por usted, pero es la última vez que intervengo para contemplarle, hay otras cosas mucho más interesantes que hacer, se lo aseguro.

Saludos Cordiales

Anónimo dijo...

y se va corriendo...

le recuerdo que es usted quien ha mezclado hilos aqui, y que he sido yo quien no se presta a ello.

entrando, ahora sí, un poco en el juego, respondo que es obvio que no se trata de mi persona, y remito al hilo pertinente.

recuerdo, otra vez mas, que he expresado mi disgusto por el tono mesianico en este post.

sea como fuera la historia de españa, no podemos pretender remediar todos sus males un unas unicas elecciones. estos casos se dan poco, y no se dan aqui.

no me opongo a que se apunte a lo importante de la situacion presente, ni a una urgencia de resolver los problemas entre manos.

me opongo al sentido de emergencia que a los ciudadanos no nos deja lugar a duda, no nos deja respirar, nos quita esa posibilidad que incluso tenemos: la de errar.

tenemos mas elecciones y mas posibilidades a rectificar en adelante. no somos dios, ni necesitamos a los que pretenden ser omniscientes.

no necesitamos de la emergencia cegadora. en esta democracia, nuestro derecho es el de contruir un pais poco a poco.

necesitamos propuestas razonables, no un mesias. porque somos normales.

y podemos equivocarnos de vez en cuando. las seguridades absolutas ya nos han matado demasiadas veces. y no solo a nosotros.




tereso

Ciudadano en la Red dijo...

Bueno tereso, como parece que va abandonando el ombliguismo que le caracteriza en sus últimos post, volvamos al principio.

Aquí el único Mesías, Mahdi, o aprendiz de brujo que tenemos es Z. Él, el mismo. Que se carga sin ningún reparo el clima democrático para conseguir sus objetivos de perpetuación.

tereso

¿Qué opina usted del mesianismo de Z?

Anónimo dijo...

a darle el mismo respeto que el dio a aznar: elegido por el pueblo.

¿usted ve mesianismo? a demostrar.



tereso

Ciudadano en la Red dijo...

Mesianismo (wikisource)

El mesianismo es una tendencia de la cosmivisión o la ideología que se relaciona con una particular interpretación de la historia donde el cambio de un estado del desarrollo de una sociedad o grupo de creyentes será originado por la llegada de un héroe, al que corresponde el establecimiento de un nuevo orden que dara origen al mundo utópico. Aunque el más conocido de los mesianismos es el de tradición judeo-cristiana, es frecuente su desarrollo en otros contextos, especialmente en aquéllos donde la opresión social es fuerte. Como ejemplos de mesianismo se encuentran —además del mesianismo judío— el cristianismo, el adventismo, los cultos cargo de Melanesia y varias iglesias nativas de base cristiana o islámica que se desarrollaron en el África subsahariana después del proceso de descolonización durante el siglo XX. En el mundo moderno, el mesianismo suele aparecer en la agenda de ciertas posturas políticas

Que juzgue cada cual. Por cierto, la Alianza de Civilizaciones habrá sufrido un varapalo con esto de Chavez, pero todo se arreglará, seguro.

Anónimo dijo...

¿y en referencia a zapatero, esto significa.....?



t

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...